Algunos gobiernos ganan más con la gasolina que la OPEP y las petroleras

 

Por Jorge Rabassa

Cifras recopiladas por la OPEP revelaron que en el período 2000-2004, las naciones industrializadas del G-7 registraron ingresos de un promedio anual de 320.000 millones de dólares por impuestos a los combustibles, mientras que los ingresos de los 11 productores de la OPEP obtuvieron ingresos promedio de 250.000 millones de dólares en el mismo período.

Cuando la OPEP en 1973 bloqueó la exportación de petróleo a occidente, el barril se vendía a menos de 3 dólares y los precios saltaron a 14 dólares el barril. Posteriormente, en el segundo “shock” de 1978 los precios ascendieron a un promedio de 34 dólares.

Richard Nixon, que en esos años era presidente de Estados Unidos, inició lo que se llamaría el proyecto Independencia, para eliminarse de la dependencia petrolera de los países del Medio Oriente. Algunos historiadores aseguran que ordenó al Secretario de Estado, Henry Kissinger, “poner de rodillas a la OPEP”.

Los gobiernos europeos quedaron atónitos y tomaron la decisión de resolver el desequilibrio económico, golpeando el bolsillo del consumidor y a partir de esa fecha, los impuestos a la gasolina y el diesel se elevaron hasta el 70%. En ese período los precios del petróleo bajaban y subían. En 1986 llegaron a cotizarse a menos de 10 dólares el barril y en julio del 2008 se colocaron en 140 dólares.

Más de tres décadas después hay otros escenarios. Un informe de la OPEP, que recoge cifras del período 2000-2004, reveló que los países del G-7 registraron ingresos de 1.600 millones de dólares, mientras que los 11 países de la OPEP sumaron 1.300 millones de dólares.

Otro reporte de cifras recopiladas por la OPEP reveló que las naciones industrializadas del G-7, con cálculos del mismo período, ingresaron un promedio anual de 320.000 millones de dólares por impuestos a los combustibles, mientras que los ingresos de los 11 productores de la OPEP obtuvieron ingresos promedio de 250.000 millones de dólares.

Cifras del 2005 indicaban que en los países productores de petróleo las compañías transnacionales privadas y empresas estatales deben gastar colosales fortunas de dinero para extraer el petróleo, refinarlo y después transportarlo a su destino pagando el flete. En lo países destino de ese petróleo, el fisco de esas naciones gracias a los altos impuestos fijados a los consumidores de gasolina y el diesel superan los ingresos y beneficios de los productores.

En America Latina, Europa y Asia el impuesto a la gasolina es una recaudación importante para los gobiernos. En Uruguay un litro de gasolina cuesta 2.000 bolívares, 2.500 bolívares en Brasil, 1.200 bolívares en Colombia y similares precios en Chile y Perú. En los países del G-7 el precio del litro de gasolina es superior a 1,50 dólares.

El reporte de la OPEP de esos años revela que el costo real de fabricar y transportar el combustible es menos de la tercera parte de lo que paga el consumidor en la estación de servicio. Las dos terceras partes restantes corresponden a los variados impuestos que cobran los gobiernos de todos los países.

Los países que cobran más impuestos están en el siguiente orden: Gran Bretaña, Italia, Alemania, Francia, Japón, Canadá y Estados Unidos. Este último es el que cobra menos impuestos al consumidor. El que más cobra es el fisco de Gran Bretaña, que percibe en impuestos cuatro veces más caro, que el que obtiene la Opep por la venta del producto.

Sin embargo hay diez países en donde el precio que fijan para la venta es infinitamente menor que lo que cuesta producirlo.

Argelia: $1.20 el galón y $0.32 el litro.

Omán: $1.20 el galón y $0.32 el litro.

Egipto: $1.14 el galón y $0.30 el litro.

Qatar: $0.90 el galón y $0.24 el litro.

Kuwait: $0.84 el galón y $0.22 el litro.

Bahrain: $0.72 el galón y $0.19 el litro.

Turkmenistán: $0.72 el galón y $0.19 el litro.

Libia: $0.54 el galón y $0.14 el litro.

Arabia Saudita: $0.48 el galón y $0.13 el litro.

Venezuela: $0.18 el galón y $0.05 el litro.

Según un informe del Fondo Monetario Internacional, al gobierno venezolano le cuesta el subsidio a la gasolina más de 17.000 millones de dólares anuales. Lleva más de 2 años importando un promedio aproximado de 30.000 barriles diarios de gasolina y componentes de gasolina, por las fallas, e incendios de sus plantas y por los compromisos que ha otorgado a sus países aliados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>