La banca móvil crece en Europa un 40 por ciento en menos de un año

El uso de móviles para realizar consultas bancarias crece en toda Europa. Francia se sitúa a la cabeza en el uso de este dispositivo, seguido muy de cerca por España. Alrededor de 20 millones de usuarios de los cinco principales mercados europeos consultaron sus datos bancarios a través del móvil en marzo de 2011, según un informe de comScore. Este uso lo hicieron casi el doble de hombres que de mujeres en ese mismo periodo. El perfil de los usuarios ha sido establecido entre los 25 y los 34 años.

Durante el pasado mes de marzo de 2011, 20 millones de usuarios de móviles de los cinco principales mercados europeos (Reino Unido, Francia, España, Alemania e Italia) accedieron a su cuenta bancaria a través del móvil, según el último informe de comScore MobiLens, líder en medición en el mundo digital.

Estos 20 millones de personas suponen el 8,5% del total de usuarios de móviles en estos cinco mercados europeos.

Desde agosto de 2010, el primer mes de esta actividad al que Mobilens ha tomado el pulso, ha habido un crecimiento del 15,4% en la banca móvil. Este impulso se debe, en gran medida, a los usuarios de teléfonos inteligentes o smartphones, que representan el 70% del mercado de banca móvil.

Según los datos facilitados por comScore, entre los propietarios de teléfonos inteligentes los usuarios de banca móvil han aumentado en un 40% desde agosto de 2010.

“Los consumidores quieren acceder a la información sobre la marcha en cualquier momento, y esto es cada vez más fácil a través de aplicaciones móviles y páginas web pensadas para ello”, afirma Jeremy Copp, vicepresidente de comScore para móviles Europa, en un comunicado emitido por la compañía: “El desarrollo y crecimiento de estos servicios será visto como un indicador de mayor confianza en los servicios móviles para los proveedores (servicios bancarios y tarjetas de crédito)”.

Francia, a la cabeza

Durante el primer trimestre del año, Francia ha sido el país con mayor penetración en la banca móvil de los cinco mercados europeos señalados anteriormente. Así, un 10,3% de los consumidores accedieron a sus cuentas bancarias a través del teléfono móvil.

Muy de cerca le siguió España, con un segundo puesto y una penetración del 10,2%. Alemania, que es el mayor mercado de smartphones en Europa, tuvo la menor penetración, con un 6,8%.

En líneas generales, un 8,5% de los usuarios accede a la banca móvil, mientras que un 5,1% utiliza tarjetas de crédito accesibles y un 5,2% realiza pagos electrónicos a través de su dispositivo móvil.

Al otro lado de la balanza se encuentra Reino Unido, país más reacio al uso de estos dispositivos. Los británicos fueron los más conservadores a la hora de acceder a cuentas de tarjetas de crédito. En este sentido, sólo un 3,9% de la población con móvil utilizó dicho servicio en marzo de 2011. Por otra parte, la banca móvil llegó al 8,6% del total del mercado móvil del Reino Unido, que es el tercer mercado más importante de la banca móvil en Europa.

El doble de hombres

Los hombres doblan a las mujeres en el uso de la banca móvil. En Europa casi dos hombres utilizan estos dispositivos por cada mujer que lo hace. Por edades, el tramo de 25 a 34 años es el que más se beneficia de las ventajas de pagar a través del móvil, con un 27,9%.

Como ya publicó Tendencias21 esta horquilla de edad característica se consolida después de varios meses. Por su parte, los usuarios de 55 años en adelante son los que menos utilizan sus teléfonos móviles para este tipo de consultas.

Cabe destacar que los smartphones representaron casi el 70% de los usuarios de banca móvil, a pesar de que sólo representan el 35% de la población total con móvil. Los usuarios de Apple fueron quienes más utilizaron este servicio, seguidos por los usuarios de Google Android.

Fuente: Tendencias21