La década inicial del nacimiento de Pdvsa

Publicado : 23 mayo, 2016

Categoria : Petróleo

Visitas: 1758

Tags: ,

Por José Suárez Núñez

 

Aunque hace más de 100 años que Venezuela está en la actividad petrolera, Petróleos de Venezuela cumplió 40 años de estatizada y su formidable desarrollo de sus primeros 10 años, aún tiene importantes referencias.

Las estaciones de servicio o bombas de gasolina, (el mercado interno), es la mayor muestra visible de una industria petrolera, y los planes y proyectos que se llevaron a cabo en los primeros 7 años de su aparición, como dueña de su recurso fueron determinantes. Sirvieron de contrapeso a la crisis del mercado internacional petrolero de 1983, para entrenar 42.000 trabajadores en los programas de desarrollo, calculando que la transmisión totalizaron 1,7 millones de horas hombre del año 1982.

Concluyeron el cambio de patrón de refinación de Amuay, que aportó 77.000 barriles diarios más de gasolina y otros 30.000 barriles diarios de la producción de  productos destilados.

La exportación de residuales bajó de 60.000 barriles diarios a 37.000 barriles diarios y la posterior de exportación de gasolinas y destilados de 35 por ciento a 70 por ciento. El suministro de la refinería El Palito de más de 50.000 barriles de gasolina a la planta de llenado de Yagua que distribuye al centro del país, interconectó con fluidez el sistema Caracas-Guatire-Barlovento.

Se construyó el sistema Saam, un suministro alterno a la zona  metropolitana, se instalaron 29 nuevas estaciones de servicio y remodelaron 1.186 expendios de gasolina.

La industria petrolera previa a la nacionalización contaba con sólo 12 buques de la flota de cabotaje con 26 años de servicio, y con un peso muerto de 371.000 toneladas. En 1980 adquirieron 13 buques nuevos a un costo de 2.500 millones de bolívares y para 1983 incorporaron 7 buques más para llegar a una capacidad de transporte de 19 buques con 568.000 toneladas métricas de peso muerto. Ese año transportaron 53 por ciento en la flota propia y 47 por ciento en buques arrendados.

El año 1984 se pronosticaron expectativas optimistas después de un ciclo de 4 años del retroceso de la producción mundial de 62,6 millones de barriles diarios a 52,6 millones de barriles diarios. Surgió la producción de los campos del mar del Norte, operados principalmente por empresas estatales británicas y noruegas que fijaban los precios del crudo y debilitó la producción de la Opep y originó cierta inestabilidad del mercado.

Ese año de 1984, Pdvsa registró ingresos totales de 95.400 millones que resultaron, un monto de 31.000 millones de bolívares más que en 1983, debido a la captación de nuevos clientes internacionales, principalmente por la nueva producción de crudos livianos y medianos, condensados y gas natural asociado y sostener el potencial de producción hasta 2,5 millones de barriles diarios.

Ese año la empresa estatal contrató  4.000 kilómetros de líneas sísmicas en tierra y 1.100 kilómetros en aguas llanas del lago Maracaibo. Hicieron inversiones de 7.000 millones de bolívares en equipos de origen nacional e importados. Las inversiones totales del año ascendieron a 8.800 millones de bolívares y se cumplió la práctica de destinar el 10 por ciento a las labores de mantenimiento.

Cuando se cumplieron los diez años de la nacionalización en 1985, las expectativas optimistas no se consumaron y la producción retrocedió a 1.558 millones de barriles diarios, pero las empresas de ingeniería nacional recibieron un fuerte impulso y durante el ciclo 1980-1985 el esfuerzo en horas-hombre alcanzó a más de 19 millones y la nómina  de personal fijo ascendió a 43.131 trabajadores. La empresa impartió en un ciclo de 5 años, cursos de más de 14 millones de horas-hombre, para entrenar el personal al cumplir la primera década nacionalizada.

Ese mismo se inauguró el complejo Criogénico de Oriente a un costo de 4.600 millones de bolívares, sus plantas manejaban 22,3 millones de metros cúbicos de gas natural diarios y obtenían 57.000 barriles de líquidos. El área petroquímica obtuvo ganancias de 742 millones y se realizó el arrendamiento de la refinería Isla, en Curazao, incluyendo el embarque de aguas profundas. Se firmó el acuerdo con la firma alemana Veba Oel constituyendo la empresa Ruhr Oel.

No se pudo incrementar el concepto original de colocar  crudos pesados nacionales en las refinerías alemanas, Pdvsa negoció un triangulo con Rusia, la cual nos entregaría crudos rusos en las refinerías alemanas y el monto equivalente entregaríamos a Cuba de crudos venezolanos. La triangulación significó para Pdvsa un ahorro de 100.000 dólares diarios por concepto de fletes.

Se inició  la construcción de plantas de BTX (benceno, tilueno y xilenos) en Amuay, Cardón y El Palito para procesar aditivos para ir eliminando el plomo de las gasolinas. El año 1985 el precio promedio del barril de exportación se cotizo en 26,55 dólares, precio inferior al negociado el año anterior de 26,70 dólares. Las importaciones globales de tres rubros importantes, taladros, buques y tubos sobrepasaron ese año 10.000 millones de bolívares. Sin embargo, las exportaciones de ese año sólo alcanzaron 1,37 millones de barriles.

La volatilidad del mercado por la caída y subida de los precios del petróleo condujo la acción a la internacionalización, adquiriendo la mitad de la empresa sueca Nynas Petroleum y el 50 de la empresa Champlin de Corpus Christi, Texas y su sistema de distribución, y así tener un sitio seguro donde colocar a largo plazo su producción, para convertirlo en gasolina y no tener que vender los crudos a precios viles.

A pesar de la incertidumbre del mercado, Pdvsa de la época tuvo la agilidad mercantil de seguir adelante sus planes y proyectos de expansión, como corresponde a un país petrolero sin cortar los presupuestos para tener una mayor presencia en el mercado internacional en la integración de sus operaciones. Para marzo de 1987, cuando se cumplieron los 10 años de la nacionalización, la empresa firmó con la Union Pacific y la Champlin Petroleum, una ampliación de crudos pesados venezolanos 130.000 barriles diarios y aumento a 450.000 barriles diarios y la fecha futura que se cumplió fue de 700.000 barriles, de compras normales, no trueques ni transacciones secundarias políticas.

Surgió una nueva provincia petrolera, perforando a mayores profundidades y con nuevas tecnologías, descubrieron los campos de El Furrial y Musipan en el Estado Monagas, con pozos que bombeaban más de 7.000 barriles diarios por pozo, versus la producción promedio nacional de 250 barriles diarios por pozo.

Similares montos de producción registraron los pozos más profundos al sur del Lago Maracaibo y en áreas de Apure.

Otras dos novedades importantes fueron anunciadas en 1987, con la creación exitosa de la orimulsión que pasó las pruebas en los laboratorios de Canadá, para convertirse en el combustible ideal para plantas eléctricas, e intentar derrotar el uso del carbón en más de media docena de países compradores. Para finales de 1987, Pdvsa tenía una nómina de 44.203 personas.

Los comentarios estan Cerrados.