Hay que tener más responsabilidad porque la información viaja más rápido y llega a más lugares.

Publicado : 11 Octubre, 2018

Categoria : Concursos

Visitas: 509

Tags: , ,

Iván Reyes @ivanereyes

Curador del mes de octubre en #Destinos Banesco @banescobancouniversal

Tema del mes: Arquitectura, monumentos y obras de arte cívicas.

Para Iván Reyes el periodismo siempre ha formado parte de su vida. Desde pequeño, comenta que tenía al periodismo como una de las carreras que quería estudiar. Su mamá es periodista y él, en lugar de pasar sus tardes frente a una consola de videojuegos, las pasaba en una sala de redacción, jugando con máquinas de escribir y aprendiendo cómo usar una computadora. Aquí nos cuenta el curador del mes de octubre cómo sus días fueron felizmente marcados por una sala de redacción…

IR.-En aquel tiempo veía con emoción cuando se acercaba la hora de cierre del periódico y normalmente nos llevábamos a casa uno de los primeros ejemplares que salían de la imprenta. Salían calientes y eso era algo bastante divertido. Posteriormente en el colegio, decidí hacer un periódico de unas tres páginas. Estaba en cuarto grado y el periódico lo escribía en mi casa en Word y lo imprimía. Repartía unos cinco ejemplares en el colegio y a la gente le gustaba, o por lo menos eso me decían.

A medida que fui creciendo me di cuenta de otros aspectos del periodismo y descubrí mi pasión por la parte audiovisual, pero sin descuidar la escritura. Decidí estudiar periodismo en la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela. Presenté la prueba interna y quedé entre los diez mejores resultados. Quedar en la UCV era realmente importante pues no me veía estudiando periodismo en ninguna otra universidad. En la Central profundicé mis conocimientos en distintos aspectos y comencé a hacer fotografías sobre las protestas estudiantiles. Iba sin equipo de protección, pero me acercaba a varios fotoperiodistas para aprender de ellos y entender cómo hacer una buena labor.

Creo que el periodismo es de los oficios más hermosos del mundo y de los que más exige responsabilidad. El periodista es un servidor público y debe hacer su labor con ética e integridad. Es lo que busco aplicar en vida día a día.

LGI.- Te desempeñas como periodista audiovisual y tienes varios años en estos procesos con amplias conexiones con la imagen y la cultura audiovisual. Me podrías comentar cuáles son tus lineamientos al armar cada proyecto, ¿qué te interesa comunicar como periodista a través de la imagen?

IR.-Me interesa comunicar la realidad, nada más que eso. Busco que se conozcan historias de todo tipo, desde las más cotidianas y sencillas, hasta las más impresionantes y lejanas. Me gusta estar cerca de la gente, escucharlos, intentar comprenderlos. No estoy de acuerdo con ir unas dos veces, tomar fotos y ya. Siento que eso es una especie de irrespeto hacia la persona que se abre ante ti porque tiene esperanza de que, al contar la su historia, se pueda hacer algo.

Ser periodista en Venezuela es un oficio altamente retador por todas partes. Por lo que ser periodista aquí requiere de valentía, responsabilidad y mucha inteligencia. Siento que el periodista venezolano es de los más fuertes y capaces en el mundo. Es capaz de hacer coberturas y contar historias en ambientes hostiles, luchar y salir a la calle día tras día.

LGI.- Las redes sociales le han dado un giro importante a las formas de desempeño del periodismo. ¿Crees que estrategias como el Instagram junto a otras redes sociales han cambiado las formas de comunicar y difundir distintos eventos?

IR.-Estoy de acuerdo con realizar estrategias en redes sociales para comunicar y difundir sucesos y eventos. Es extremadamente necesario saber utilizar las redes sociales para alcanzar a las personas y poder contarles de distintas maneras lo que ocurre en distintas latitudes.

El periodismo digital tiene que partir de la base ética del periodismo tradicional. Lo que cambia es la interfaz, el lenguaje y cómo le muestras eso a las personas. Pero la ética del periodista no debería cambiar. Ese creo que es uno de los debates necesarios. Hay personas que hacen el periodismo de forma irresponsable, replican información no verificada, chismes, rumores y generan zozobra en las personas. Pero lo peor es que no explican las razones de su error ni corrigen, sino que creen que borrar el tuit o la publicación todo se olvida. Creo que hay tener más responsabilidad en estos tiempos porque la información viaja muchísimo más rápido y llega a más lugares que antes.

LGI.- ¿Qué recomendaciones les das a los usuarios a la hora de retratar momentos de la patrimonio arquitectónico y las obras de arte cívico venezolanas? Nos podrías hablar de cuáles son las estrategias más correctas, ¿cómo lo haces y cómo es la mejor forma de contar historias de estos recorridos en Instagram?

IR.-Creo que la mejor recomendación que le puedo dar a las personas es salir a la calle y ver. Observar bien todo, nutrirse de ese espacio antes de sacar la cámara o el celular y disparar por todos lados. El tema de la inseguridad siempre nos afecta, por ello creo que es recomendable salir en grupos para hacer las fotografías o tratar de estar en entornos relativamente seguros. También es necesario conocer el espacio y esto solo lo logras haciendo recorridos.

Hay varias formas de contar historias en Instagram. La herramienta de las historias es bastante útil para esto porque puedes colocar textos en las fotos y no resulta molesto. En las publicaciones se pueden hacer explicaciones un poco más largas para contar de qué va la historia e invitar a las personas a verlas.

Con respecto a la arquitectura, los monumentos y las obras de arte cívicas de Venezuela resultan sumamente importantes. En Caracas, por ejemplo, estamos rodeados de muestras interesantes. Tanto de piezas de arquitectura como de monumentos. Creo que eso le da riqueza a la ciudad y al país. Es importante recuperar la difusión de espacios que resulten importantes para nosotros y no dejar que se pierdan.

 

Los comentarios estan Cerrados.