La banca electrónica: Menos esfuerzo y más tiempo libre

Publicado : 19 Mayo, 2017

Categoria : Sin categoría

Visitas: 4296

Por: Jessica Morales @jessicaamorales

Solo unos minutos y un teléfono celular son suficientes para consultar el saldo y los movimientos de las cuentas bancarias, para pagar las tarjetas de crédito y los servicios del hogar y para hacer transferencias a personas o empresas.

La gama de servicios y las alternativas que ofrece la banca digital se han ampliado progresivamente.  Visitar una agencia bancaria para realizar un retiro o depósito de dinero, para buscar chequeras o para pagar las tarjetas de crédito resulta cada vez menos necesario.

Los dispositivos móviles y la posibilidad de descargar las aplicaciones de distintos bancos, han contribuido a incrementar las facilidades que ofrece la banca electrónica. El ahorro de tiempo y esfuerzo son los principales beneficios para los ciudadanos y  las empresas, que pueden invertir esa energía y  recursos que ya no destinan a trasladarse para realizar operaciones bancarias, en actividades y procesos que les ayuden a ser más productivos.

Los servicios del sistema financiero ahora están a disposición de los clientes las 24 horas del día durante los 365 días del año. Pueden utilizarse desde la casa, oficina o desde cualquier otro lugar. Sin embargo, ameritan que el usuario tome algunas previsiones para garantizar la seguridad de sus transacciones.Diseño sin título (54)5

Evite realizar operaciones bancarias electrónicas desde equipos o dispositivos públicos, por ejemplo, los ubicados en cyber cafés y otros centros de conexión. Hágalas siempre ingresando directamente a la página web de su banco, escriba usted mismo la dirección, evite hacerlo desde enlaces recibidos por terceros.

Proteja sus claves y  combinaciones de acceso. No las comparta con nadie ni las anote en lugares que resulten accesibles a extraños. Procure cambiarlas periódicamente y evite aquellas que puedan resultar predecibles como las iniciales de su nombre o el de sus seres queridos, su fecha de nacimiento o su número de cédula de identidad.

Revise constantemente el saldo y los movimientos de sus cuentas y tarjetas, si nota alguno irregular repórtelo inmediatamente a su banco. Recuerde que las instituciones financieras no solicitan datos sobre sus cuentas a través de correo electrónico. No proporcione información sobre éstas a extraños.

Cada  banco suele indicar en su página web, de manera detallada, cómo registrarse en su sistema para realizar operaciones electrónicas. Es importante que mantenga sus datos de contacto actualizados para poder recibir notificaciones, advertencias e información sobre avances, cambios y productos o servicios.

 

Los comentarios estan Cerrados.