¿Cómo empiezo mi pequeño emprendimiento?

Publicado : 1 agosto, 2023

Categoria : Destacados, RSE

Visitas: 500

Tags: , , ,

En nuestro país, en el último año se determinó un incremento en los emprendimientos por necesidad; es decir aquellos que se hacen por la falta de oportunidades laborales. En este momento, cerca de tres millones de venezolanos mantienen emprendimientos en diversas etapas. La mayoría son negocios nacientes y además se hacen en un entorno poco favorable.
Por Orlando Luna

 

En esta situación crear un pequeño emprendimiento requiere de una gran fortaleza personal, más allá de los recursos financieros y materiales.

En primer lugar, creer que puedes hacerlo. Esa creencia en uno mismo, se llama autoeficacia. Aquellos que creen en sí mismos son más propensos a mantenerse firmes hasta que logran su propósito.

Pero el solo hacer no basta, se requiere un plan. Las acciones sin planes suelen ser inútiles. El éxito viene de tener el tipo de plan correcto para poder llegar a las acciones correctas, lo más rápido posible. 

Tampoco estamos solos en este mundo. Los emprendedores de éxito aprenden de otros emprendedores, de expertos en su campo y de sus potenciales clientes. Los que reciben ayuda con frecuencia tienen más éxitos.

Con nuestro emprendimiento debemos tratar de no perjudicar a los demás. Hay que hacer el bien, porque, a largo plazo, dependeremos de socios, inversionistas, empleados, clientes y vecinos. Si haces bien a los demás, mientras intentas hacerlo bien en tu emprendimiento, te sentirás mejor, no solo en tu negocio sino en tu vida y en la de quienes te rodean.

En resumen, la gran mayoría de los nuevos emprendimientos pasan por procesos similares de puesta en marcha. Igualmente, la mayoría de empresas con más probabilidades de éxito siguen estos mismos cuatro pasos.

  • Sentir: todo inicia con un sentimiento sobre iniciar un negocio o tal vez desarrollar un producto o servicio en particular. Esto es lo que motiva el proceso de fundación.
  • Comprobar: los emprendedores inteligentes comprueban las probabilidades de éxito de su idea de negocio, mediante análisis de viabilidad o consultas a sus posibles clientes. Y persisten en su investigación hasta lograr una idea que se muestre ganadora.
  • Planificar: pasar de la idea al emprendimiento puede hacerse de manera gradual, mediante una puesta en marcha a pequeña escala y a tiempo parcial.
  • Persistir: independientemente del tipo de enfoque que elijas para poner en marcha tu actividad emprendedora, descubrirás que necesitas perfeccionar tu plan hasta que tengas una empresa exitosa.

Como podrás ver, aunque luce fácil, sumergirte en tu emprendimiento requerirá un gran esfuerzo en cada una de las etapas que aquí se muestran. ¡Éxito y manos a la obra!

Los comentarios estan Cerrados.