Eduardo Pérez está feliz

Imagen original: LVBP.com

Por Ignacio Serrano (@IgnacioSerrano)

www.elemergente.com

Eduardo Pérez está feliz. Antes de venirse a Venezuela, hace un mes, fue consultado por los Bravos de Atlanta para conocer su opinión sobre Fredi González y su posible renovación como manager. Vaya deferencia. El mismo Pérez ya ha sido mencionado como eventual piloto de Grandes Ligas. Y sus Águilas están ganando en la LVBP.

 

Esta segunda etapa del ex receptor al frente de los zulianos ha comenzado bien. Sólo hay sonrisas y buenos pensamientos.

 

Parece que nunca hubiera ocurrido su salida de los rapaces. Que los desplantes que le hicieran algunos fanáticos descontentos nunca hubieran sucedido.

 

No hay otra divisa en la liga con más clasificaciones consecutivas a los playoffs que esta, actualmente, y esa seguidilla comenzó precisamente con el nativo de Ciudad Ojeda al mando.

 

Ahora sabemos que aquella salida del cargo estuvo al parecer pactada, esperando por esta segunda oportunidad.

 

Dice Pérez que hoy es un dirigente maduro. Que está listo para cosas grandes. Para meter a las Águilas en esa esquiva final, por ejemplo. O para asistir a entrevistas de trabajo con otros elencos en la gran carpa, tras ser renovado como miembro del staff de coaches de Atlanta.

 

“Antes no estaba listo”, asegura. “Pero he aprendido más. Tengo más experiencia”.

 

Dice que los Bravos lo saben. Lo ha conversado con sus jefes. Ser manager en la MLB es su sueño y no lo oculta.

 

Pero primero es lo primero. El Zulia no disputa una final desde enero de 2000, cuando también llegó la última corona de la franquicia.

 

Aquello ocurrió hace tanto tiempo, que de hecho Pérez todavía era pelotero activo. Es una deuda con la historia que todos en la organización quieren pagar.

 

Los rapaces serían favoritos indiscutibles de no ser por las ausencias de Carlos González, Ernesto Mejía y Marwin González. Pero más allá de lo que ocurra en enero, cuando se sabrá si continúan Ender Inciarte y Alex Torres, Adys Portillo y Hernán Pérez, Freddy Galvis y Diego Moreno; más allá de eso, la nómina actual es un lujo de talento y juventud.

 

Queda mucho calendario por recorrer. Pero al menos hasta ahora, mientras piensa en las Grandes Ligas y mira en el horizonte la postemporada en la LVBP, Eduardo Pérez tiene buenas razones para estar feliz.

 

 

Imagen original: http://www.lvbp.com/images/noticias/257Perez_Eduardo_02.jpg

 

 

 

 

 

Los comentarios estan Cerrados.