Liceístas de Los Roques aprenden su legado cultural pala en mano y acompañados por expertos

Publicado : 7 Marzo, 2008

Categoria : Eventos

Visitas: 1018

Tags: , , , , , , ,

Que Los Roques tiene un tesoro en sus bellos paisajes no es nada nuevo, pero que en sus arenas estuvieron ocultos por cientos de años las muestras de un rico pasado prehispánico si es una novedad que poco a poco ha sido dada a conocer. Con el objeto de que los habitantes de las islas conozcan la herencia cultural dejada por los aborígenes y se conviertan en multiplicadores y defensores de ese legado en octubre pasado se realizó el primer Taller de Arqueología Prehispánica en Boca de Sebastopol, que contó con la participación de un grupo de liceístas y maestros del Archipiélago, padres de los jóvenes y expertos de la Universidad Simón Bolívar.

 

 

En el curso participaron una decena de estudiantes de la Unidad Educativa Bolivariana en el Gran Roque con edades comprendidas entre 16 y 18 años y que están en el último año de bachillerato. Maria Magdalena y Andrzej Antczak, arqueólogos de la USB que  desd hace 25 años se han especializado en los estudios arqueológicos sistemáticos del Archipiélago, dirigieron la actividad que fue coordinada por la Fundación Científica Los Roques.

 

El taller tuvo el apoyo de Banesco Banco Universal, entidad que aportó Bs.F. 20.680 para su realización. Los jóvenes primero recibieron clases teóricas y luego viajaron a Sebastopol donde vivieron seis jornadas de excavación arqueológica, durante las cuáles fueron recolectadas diversas muestras que ampliarán los estudios sobre los indígenas que visitaron el Archipiélago tiempo atrás.

 

Aprender haciendo

La Boca de Sebastopol es una de las 25 islas que contienen vestigios de culturas aborígenes, conocidas como Ocumaroides y Valencioides. Sin embargo, es la más reciente en ser estudiada pues en 2007 un grupo de estudiantes dio el aviso a los arqueólogos de que de manera casual había hallado fragmentos de vasijas elaboradas en arcilla.

 

 

Con el taller conducido en octubre pasado por los profesores Antczak, los jóvenes no sólo tuvieron la oportunidad de aprender mucho más sobre las culturas que visitaron Los Roques en épocas remotas y que dejaron su huella bajo las arenas de las islas. Luego pudieron llevar a la práctica sus conocimientos con un trabajo de campo en Boca de Sebastopol que permitió encontrar 18 figurinas de cerámica, fragmentos de diversos recipientes cerámicos, restos de animales marinos capturados y consumidos por los indígenas y materiales como resina olorosa que era usada como incienso.

 

 

Innabel Larez, Milber Mata y Jhogelvis Salazar fueron los liceístas que encontraron los primeros hallazgos en Sebastopol. A su regreso a la isla junto con sus compañeros de clase, Larez relata que encontró nuevas piezas. “En el cuadro dónde me tocó excavar conseguimos varias figurinas y jarritas, y muchos pedazos de figuras. Este tipo de curso nos permiten conocer lo que valen estas figuras, no por el dinero sino por saber y descubrir porqué las hacían, porqué están aquí o porqué hacían más figuras hembras. Todo ese tipo de cosas que son importantes para mí desde el momento que encontré mi primera figurina”, apuntó.

 

 

“Una vez recibido el taller y puesto en práctica, se logró conseguir una serie de objetos de la época prehispánica. Vivimos todos los presentes una hermosa y gran experiencia por ser nosotros, entre tanta gente habitando en nuestro país, los privilegiados para realizar esta labor”, indicó Ismael Narváez, docente de la escuela.

 

 

Jesús Mata, estudiante del liceo roqueño, relató que a la par de descubrir junto a sus compañeros diversas figurinas durante las excavaciones, conoció las diferencias entre los distintos grupos indígenas que visitaron las islas, así como las evidencias que dejaron. “Los Ocumaroides no trabajaban bien con la arcilla a diferencia de los Valencioides que sí lo hacían. En las microvasijas ambas tribus guardaban pinturas, aceites de las tortugas, perfumes, resinas para flechas, ceras de abeja y algodón para las cerbatanas”, dijo.

 

 

Mientras que Eira Patiño aprendió uno de los secretos de cómo se hacen las excavaciones arqueológicas. “Se tiene que hacer derechito, porque así podemos encontrar las cosas y no descuadrar el sitio donde excavamos”, recordó.

 

 

María Magdalena Antczak resaltó que “la participación activa de los estudiantes en un campamento arqueológico permite aumentar su grado de consciencia y responsabilidad con el patrimonio histórico-cultural y, por extensión, permite divulgar los conocimientos en una importante parte de la población local. De esta manera, el pasado prehispánico de Los Roques puede continuar entretejiéndose en la sociedad local y convertirse en un valioso aporte a la identidad sociocultural del roqueño, en particular, y del venezolano, en general”.

 

 

Reacuadro 1

Apoyo al Archipiélago

Dentro de su programa de Responsabilidad Social Empresarial, Banesco dedicó 192.152 bolívares fuertes para tres proyectos en beneficio de los habitantes de Los Roques: fortalecimiento de la Estación Biológica Marina Dos Mosquises de la Fundación Científica Los Roques; la dotación de una sala de computadoras para la Unidad Educativa Bolivariana ubicada en el Archipiélago y un programa de visitas de expertos en biología, biodiversidad, conservación de especies marinas y aves y arqueología para dictar charlas especiales a los alumnos de dicho centro educativo.

 

Recuadro 2

Difusión del pasado

Como parte de las actividades para difundir la herencia indígena de Los Roques, la Universidad Simón Bolívar realizó el “Curso de capacitación y formación de multiplicadores para la difusión del Patrimonio Histórico–Cultural”.

 

 

El curso, que contó con el apoyo del Decanato de Extensión de la USB, Banesco y la Fundación Científica Los Roques, fue dictado del 18 al 20 de febrero pasado por los arqueólogos María Magdalena y Andrzej Antczak, la arquitecto María Eugenia Bacci y el especialista en artes plásticas Gabino Matos.

 

 

Banesco aportó Bs.F. 8.482,28 para la materialización de la actividad educativa, en la cual participaron 30 personas entre estudiantes de pre y postgrado, así como profesionales de diversas áreas interesados en el tema.

 

 

Los resultados del trabajo arqueológico desarrollado en Los Roques en los últimos 25 años (que es recogido en el libro Los ídolos de las Islas Prometidas. Arqueología prehispánica del Archipiélago de Los Roques, de María Magdalena y Andrzej Antczak); la apreciación y protección del patrimonio cultural y el desarrollo de un verdadero turismo cultural en Los Roques;  son algunos de los temas que trataron los participantes.

 

 

Asimismo, el curso contó con la asistencia de 4 residentes roqueños: Mery Zulay Barrios, directora de la Escuela Integral Bolivariana Archipiélago Los Roques; Toribio Mata en representación de Inparques Los Roques; y Rossana Salazar y Heidi Margarita Estredo, representantes de la comunidad seleccionadas por el Consejo Comunal.

 

 

 

Los comentarios estan Cerrados.