5 tips para alcanzar el éxito en tu proyecto

Publicado : 3 Agosto, 2015

Categoria : Emprendedores

Visitas: 802

Alcanzar el éxito en tu emprendimiento y en general en los negocios para algunos podría significar tener reconocimiento mundial, para otros es ganar mucho dinero, y para otros se puede tratar de realización. Sin importar cuál sea la idea de éxito que cada uno tenga, lo cierto es que alcanzarlo es la meta.

1. Sigue tu pasión

El primer paso consiste en seguir tu pasión, es decir, emprender en aquello que te apasiona o que al menos esté relacionado con aquello que consideras que es tu pasión.

Solo siguiendo tu pasión podrás alcanzar el éxito en tu emprendimiento, ya que solo así podrás tener la suficiente motivación como para sacarlo adelante, y la suficiente perseverancia como para sortear todas las dificultades que se te presenten en el camino.

Para seguir tu pasión, en primer lugar debes encontrarla (por ejemplo, preguntándote qué tienen en común las cosas que siempre te han gustado hacer, o preguntándote a qué te dedicarías si ya no necesitarías tener que trabajar), y luego encontrar una forma de ganar dinero con ella iniciando un emprendimiento, por ejemplo, si te apasionan los autos, podrías montar una tienda de autos o un taller de mecánica, o publicar una revista o una página web sobre autos.

2. Establece objetivos

Establecer objetivos es fundamental para alcanzar el éxito en tu emprendimiento ya que éstos nos sirven como fuente de motivación, nos señalan el camino, nos revelan prioridades, y nos ayudan a programar nuestra mente para poder alcanzarlos.

En primer lugar debes establecer objetivos generales (por ejemplo, reconocimiento mundial o tener un negocio que te permita ser libre financieramente), y luego establecer objetivos específicos que te ayuden a alcanzar los generales (por ejemplo, tener utilidades de 10000 para el próximo año o abrir un nuevo local en un plazo de 6 meses).

En este punto es recomendable que pongas por escrito todos tus objetivos en un lugar al que siempre acudas (por ejemplo, en un documento en tu computadora o en una libreta) de modo que puedas recordarlos permanentemente.

3. Elabora un Plan de Acción o Plan de Negocio

Un plan de acción es un documento escrito en donde se especifican los pasos o las acciones a realizar necesarias para poder alcanzar los objetivos propuestos y ser exitoso en tu iniciativa.

Algunos de los pasos o acciones que podrían estar en tu plan de acción son: buscar un mentor, buscar un socio, hacer un plan de negocio, conseguir financiamiento, tomar un curso sobre gestión de empresas, etc.

En este punto es recomendable que además de tu plan, elabores también listas de tareas por hacer diariamente, las cuales elabores de preferencia todas las noches antes de dormir, y en las cuales como tareas podrías incluir: realizar determinada llamada telefónica, buscar determinada información en Internet, comprar determinados materiales, etc.

4. Actúa

De nada sirve establecer objetivos y elaborar un plan de acción si no actuamos y ponemos en práctica lo planificado.

Actuar podría implicar hacer las llamadas telefónicas que tienes que realizar, buscar los proveedores que necesitas para tu negocio, avanzar con los trámites necesarios para formalizar legalmente tu negocio, reunir los recursos necesarios para iniciarlo, etc.

Como consejo, debes actuar tan pronto como te sea posible, evitando planificar las cosas en demasía, sabiendo que ya habrá tiempo de corregir errores, y evitando en lo posible esperar el momento oportuno, pues es probable que al final sea demasiado tarde o que el momento oportuno que tanto esperes nunca llegue.

5. Un emprendimiento exitoso

Finalmente, emprender de manera exitosa significa tener un negocio que ofrezca un producto o servicio que realmente satisfaga necesidades o resuelva problemas en los consumidores y lo haga de manera repetida y estandarizada.

Tener un negocio exitoso también podría significar ofrecer un producto de buena calidad (por ejemplo, que cuente con insumos de primera, que tenga un diseño atractivo, que sea durable en el tiempo), que sea innovador, que cuente con una diferenciación, y que esté acompañado de un buen servicio al cliente.

Y también podría significa darle siempre al cliente más de lo que espera (por ejemplo, si tienes una tienda de autos, cuando vendas uno podrías entregárselo al cliente con el tanque lleno de gasolina, o si tienes un taller de reparación de autos, cuando repares uno, además de repararlo, podrías llevárselo al domicilio del cliente limpio y con los servicios básicos de mantenimiento), con el fin de sobrepasar sus expectativas y ganar así su fidelidad y sus recomendaciones.

Fuente: Entorno Inteligente

Los comentarios estan Cerrados.