La tecnología podría salvar especies en peligro de extinción

Publicado : 26 Febrero, 2021

Categoria : Sin categoría

Visitas: 666

Tags: , , , , , ,

Por: Sarai Coscojuela
Para los seres humanos la tecnología es un aspecto vital para poder trabajar, estudiar o incluso trasladarse de un lugar a otro. Pero también se puede utilizar para en favor del ambiente y de aquellas especies que están en peligro de extinción.

Un ejemplo de esto se está viendo en Camboya, que alberga 16 especies en peligro a nivel mundial, como el elefante asiático, los tigres o los leopardos, muchas de ellas amenazadas por la caza furtiva.

Por eso los conservacionistas están trabajando con un informático de la Universidad de Harvard, para detener esta actividad que está llevando a tantas especies, al borde de la extinción. 

Los investigadores especializados en el medio ambiente esperan que tecnologías como la inteligencia artificial, drones, rastreadores GPS, cámaras inteligentes y la nube puedan darles la ventaja que han estado buscando.

Hay distintas iniciativas, por ejemplo SMART (Spatial Monitoring and Reporting Tool) que es un software creado por el Fondo Mundial para la Naturaleza, la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre y los zoológicos de Londres y Frankfurt. 

La herramienta se creó específicamente para proteger a los animales como elefantes, rinocerontes, leopardos de las nieves y delfines. Actualmente se utiliza en más de 2 mil ubicaciones en todo el mundo para monitorear las poblaciones de animales, actividades prohibidas y grupos de protección, lo que permite a los guardabosques responder de forma más eficiente a los animales en situación de peligro y proteger la vida silvestre que viven en vastas áreas. 

 

El Internet de las Cosas es otra herramienta importante de cara a salvar a las especies amenazadas, de una forma creativa. En vez de prestar atención a los propios rinocerontes individualmente se monitorean animales de manada como cebras e impalas.

Hay muchos en la reserva y los cazadores furtivos suelen no hacerles nada. Así que estudiando el movimiento de estos animales, los equipos de conservación pueden determinar si hay una amenaza humana presente en la reserva. 

Esto es porque los animales en manada tienden a agruparse cuando se enfrentan a un león u otro depredador grande pero, cuando se enfrentan a un humano, no se juntan, se dispersan. Entonces este comportamiento atípico alerta a los guardabosques de que hay alguien en la reserva que no debería estar allí y así pueden enviar rápidamente equipos contra la caza furtiva y evitar que los invasores logren su objetivo.

 

Foto principal cortesía https://loquenadietedice.online/

Los comentarios estan Cerrados.