Un siglo más de petróleo

Publicado : 21 Agosto, 2015

Categoria : Sin categoría

Visitas: 557

José Suárez Núñez (@petrofinanzas)

En los últimos 100 años se han descubierto 9 trillones de barriles de petróleo liviano de 25° API, de los cuales el 90 por ciento se mantiene en los yacimientos. Adicionalmente, existen en esas condiciones 1,5 trillones de barriles de petróleo medianos y pesados (entre 11 y 25 grados API) y otros 3 trillones de petroleo extrapesado de menos de 11 grados API, y se incluyen en este grupo los crudos la venezolana Faja Petrolifera del Orinoco.

Esta afirmación científica es del ingeniero venezolano Rafael Sandrea, divulgado en base a un modelo matemático y econométrico, donde se revela que sólo se ha extraído del subsuelo el 10 por ciento de las reservas petroleras del planeta y quedan encerrados, en el subsuelo, 9 trillones de barriles de crudos que han sido objeto de estudio de publicaciones internacionales especializadas.

Sandrea dice que la demanda de petróleo ha estado creciendo continuamente, desde 1900 hasta 1980 (invención del auto) aunque cayo significativamente en 1980 en un volumen de 10 millones de barriles diarios, durante la última mayor recesión económica.

Si se observa por más de 20 años, la demanda regresa a las previas tendencias de incremento. En 1980 era de 60 millones de barriles diarios hasta 71 millones de barriles diarios en 2004. El desarrollo mundial de la última década sitúa la actual demanda petrolera en 2015 entre 92 y 93 millones de barriles diarios, según Sandrea.

En ese intervalo de tiempo los nuevos descubrimientos han descendido del promedio de los 10 billones en los años 80, a 6 billones de este siglo, mientras se han producido entre 22 a 26 billones anuales en ambas décadas.

Hay asuntos controversiales, porque según el modelo matemático y econométrico, la producción global de crudos declinará a 70 millones de barriles diarios para el 2020 y bajará a 63 millones de barriles diarios para el 2030. En contraste a esas cifras, la Agencia Internacional de Energía, con sede en París, considera que habrá una demanda de líquidos de 113 millones de barriles diarios de líquidos para el 2030, de los cuales 80 millones de barriles serán de crudos.

Suceden muchas cosas insólitas que se las adjudican al mercado. Un ejemplo es que en 1980 la Opep estaba produciendo 30 millones de barriles diarios y cayó la producción a 14 millones de barriles diarios en 1986, cuando se derribaron los precios, por variadas razones. Sin embargo, repunto de nuevo y hasta noviembre de 2014 estaba produciendo 30,2 millones de barriles diarios, y en la actualidad produce 32,2 millones de barriles diarios y el mercado esta satisfecho con esos montos de suministro.

El vacío de nuevos descubrimientos ha sido resuelto con las nuevas tecnologías, que se llama EOR, que es recuperación mejorada. Hay también lo que llaman recuperación primaria y secundaria que se aplica hace muchos años en Venezuela.

El ingeniero Fernando Sánchez, ex alto ejecutivo de Pdvsa, explico que consiste en inyectar a los pozos vapor, agua, gas y hasta aditivos en el yacimiento, para aumentar la presión del mismo y que salga a la superficie. Cuando no se ha hecho recuperación, se explica cuando en las carreteras nacionales del oriente venezolano o del Zulia los balancines, que en ausencia de presión del yacimiento, suben mecánicamente el petróleo.

Según Sandrea la recuperación mejorada, un perfeccionamiento de la recuperación primaria o secundaria, se llama EOR (recuperación mejorada) una actividad normal de las petroleras en el mundo. Esta actividad que se realiza a nivel mundial representa 15 veces más petróleo que los 6 billones que hemos descubierto hasta ahora.

Es decir, que en lugar de buscar nuevo petróleo, se explotan nuevamente los campos ya descubiertos, que han ido dejando en “sitio” trillones de barriles de petróleo, que se recobran con la recuperación mejorada.

Los comentarios estan Cerrados.