¿Cómo aprender las cosas más rápido y fácilmente?

Publicado : 11 julio, 2016

Categoria : De interés, Emprendedores

Visitas: 2356

Tags: ,

Día a día siempre hay algo nuevo por aprender, tanto para su profesión como para sus relaciones personales. Y así se traten de cosas pequeñas, en algún momento de su vida pueden resultarle muy útiles. Pero dado que con el paso del tiempo el cerebro aprende cosas nuevas, olvida otras que ya no usa en su actual etapa o que sucedieron hace mucho tiempo.

Por eso, es importante lograr que todo lo nuevo que se aprenda, realmente sea retenido. Y aunque hay actividades prácticas que permiten mantener al cerebro “en forma”, como dormir bien, hacer ejercicio, meditar o tener una rutina diaria definida; hay otros métodos para que pueda aprender nuevos conocimientos mejor y de forma más rápida.

Haga una cosa a la vez

Aunque estemos en la era del “multitasking” o de hacer varias cosas al mismo tiempo, el desempeño del cerebro es mucho más alto cuando hay una concentración en una sola actividad. Y eso también le resta productividad pues entre más verifique el seguimiento de una tarea mientras hace otra, más demorará en terminar alguna.

Investigaciones científicas han demostrado cómo el multitasking hace que no haya una conexión completa entre neuronas del cerebro, de una forma más eficiente.

Comprima la información

Todo lo que en el colegio le enseñaron sobre mapas conceptuales o mentales, hasta el uso de acrónimos o rimas; son bastante útiles para que la información que el cerebro adquiere, sea señalada como de “mayor importancia” al tener un desencadenante, es decir, si usted se acuerda de la primera palabra, el resto de la información saldrá rápidamente.

El Huffington Post destaca que usar dispositivos nmemotécnicos convierte la información en mapas que rastrean y relacionan más fácilmente la información. Incluso técnicas de visualización, como usar varios colores, también son bastante útiles para la memoria visual.

Conecte con el conocimiento existente

O lo que se conoce también como contextualizar y entender las relaciones causa/consecuencia, resulta una forma de conectar el conocimiento nuevo, con el viejo, bastante útil. Esto también se relaciona con la “velocidad de recuperación de los recuerdos”, para que la información llegue mucho más rápido.

En un ejemplo que señala el Huffington Post, dice que si usted necesita aprender sobre las obras de Shakespeare, relacione sus conocimientos con temas como edad media o alguna película que haya visto cercana al argumento. Entre más conocimientos conecte, mejor desempeño tendrá su cerebro.

Trabajo de campo

Esto se refiere a que es mucho mejor si usted vive una experiencia, que si la lee o se la cuentan. Si se trata de algo que realmente cree que va a necesitar, dedíquele el tiempo necesario para hacer varios ejercicios prácticos en los que ponga a prueba lo que ha aprendido. Entre más intentos y errores cometa, el conocimiento quedará “mejor incrustado”.

Pero si se trata de algo netamente abstracto, también busque el espacio adecuado, tranquilo y sin ruido que le permita tener un mayor nivel de concentración. Incluso, procure que para cada conocimiento haya un espacio nuevo.

Escríbalo todo

Y sobre papel, por favor. Aunque la era digital facilite mucho las condiciones, distintas investigaciones científicas han demostrado cómo el uso de la escritura incide en el aprendizaje de las personas, activando otras zonas del cerebro.

Usar su mano y tener un contacto un poco “más directo” con lo que está aprendiendo, sin duda, ayuda a que la retención de la información sea mucho más alta, además, porque genera que la memoria también se ponga en práctica al usar viejos aprendizajes.

 Use técnicas multisensoriales

El sitio web Gear Fire destaca que todo lo que involucre más de dos sentidos, tendrá un nivel de recordación mucho más alto, añadiendo que también se trata de experiencias más divertidas y agradable. Lo más común es la combinación entre lo visual y lo táctil, pero si quizás se atreve a añadir un aroma o un sonido particular, la experiencia será mejor.

Por ejemplo, si necesita aprender y memorizar alguna ley, use un ambientador particular o un aroma determinado mientras estudia y escribe la información correspondiente. Así, el aroma también puede ser un desencadenante que le ayude a traer más rápido la información a su cabeza.

Fuente:

http://www.finanzaspersonales.com.co/

Los comentarios estan Cerrados.