En la “milla de oro” de Paria hay más de 1.000 millones de pies de gas

Publicado : 8 Marzo, 2017

Categoria : Sin categoría

Visitas: 3084

Por: José Suárez Núñez @petrofinanzas

Durante la época de las concesionarias petroleras, cuando iba una patrulla buscando crudos para explotar y encontraba un pozo de gas, era habitual que dijeran “deja eso ahí”, porque no había interés por el gas en la época de los 30´ y los 40´.

Hacían casi lo  mismo con los pozos de petróleo y cuando bombeaban menos de 400 barriles diarios, lo taponeaban y se dirigían a “otra locación”. El precio del barril se vendía a menos de 2 dólares y era preferible buscar pozos más productivos. Eso explica, en parte, que tengamos tantos pozos cerrados.

blog-banesco-refineria-venezolana

En los días finales de octubre de 1978, iniciaron las operaciones costa afuera de la concesionaria Lagoven, subsidiaria de Exxon, en una campaña para buscar crudos livianos.Tuvo un contratiempo agradable: encontró lo que se llamaba en la época “las 1.300 millas de oro de la plataforma continental“, un impresionante yacimiento de gas en el oriente norte del golfo de Paria.

Al cumplirse 40 meses de exploración, se detectaron los yacimientos de gas natural, que ascendían a 1.000 millones de pies cúbicos -el equivalente a 200.000 barriles diarios de crudos-. Ese proyecto de Lagoven  de los años 1982-1986, requería una inversión de 754 millones de bolívares y abarcaba la exploración del norte de Paria, Golfo de Paria y el Delta del Orinoco.

Al frente de esa agresiva campaña exploratoria estaba el ingeniero Juan Szabo,  y el proyecto estaba respaldado por el ministerio de Energía y Minas, -que comandaba Humberto Calderón Berti-, y al mando de Lagoven estaba Guillermo Rodríguez Erazo.

En el norte de Paria y el Golfo de Paría se perforaron 31 pozos; en el Delta del Orinoco se programó la producción de 40 pozos de desarrollo y otros 7 pozos en el viejo campo de Pedernales. Estos pozos para 1981 ya estaban bombeando 1.300 barriles diarios de crudos medianos.

En este trabajo gigantesco además del personal humano, alquilaron  tres buques taladros, de sofisticada tecnología para esos años: el buque taladro Wodeco 9; el taladro autoelevadizo Rowen Odessa y el taladro Orinoco.

El Wodeco 9 fue rentado a Flour Internacional por la suma de 485.000 bolívares diarios, incluyendo todas las acciones de apoyo, como los barcos de aprovisionamiento. En esos años era el noveno de una serie de buques, con unos 170 metros de eslora y una torre de perforación de 50 metros de alto.

blog-banesco-energia-gas-natural

El taladro autoelevadizo Rowan Odessa, alquilado a la Rowan Internacional por la suma de 440.000 bolívares diarios, incluía servicios y mantenimiento. Con unas dimensiones de 75 metros por 65 metros y un desplazamiento de 10.000 toneladas, podía hospedar hasta 85 personas. Podía perforar a una profundidad de 7.000 metros y hasta 100 metros de lecho marino.

El taladro Orinoco -1, especialmente construido por Santa Fe Drilling Corporation para operar en aguas pantanosas y de poca profundidad. Su alquiler diario era de 320.000 bolívares diarios, incluyendo materiales y servicios. Era lo que podría llamarse una “isla en producción” porque a su lado ensamblaron 2 gabarras, una de producción y otra de almacenaje, con capacidad para procesar 21.000 barriles diarios de petróleo.

Los comentarios estan Cerrados.