Fiesta Panamericana en Caracas

Publicado : 10 Marzo, 2020

Categoria : Deportes, Memorias Deportivas

Visitas: 355

Tags: , , , , ,

Por: Javier González | @javiergon56 y Carlos Figueroa Ruiz | @CFigueroaRuiz27
Del 14 al 29 de agosto de 1983, como parte del programa del bicentenario del natalicio del Libertador Simón Bolívar, se celebró en Caracas la novena edición de los Juegos Panamericanos con la participación de 3.426 atletas en representación de 36 naciones. La delegación venezolana cumplió su mejor desempeño en la justa deportiva más importante del continente, al arribar en el quinto lugar del medallero 

El presidente de la República, Luis Herrera Campins, se vio obligado a asumir los juegos como un asunto de Estado debido a conflictos con el Comité Organizador (COPAN83) por el manejo de fondos y a inconvenientes de retrasos en la entrega de las obras, para garantizar que Venezuela no defraudara como sede. Solucionados los problemas, el pueblo disfrutó de una singular fiesta deportiva que se extendió por dos semanas.

Este ha sido el evento más importante en la historia deportiva de Venezuela. 

Las nuevas tecnologías antidopaje que fueron introducidas provocaron un fuerte escándalo en los juegos, en el cual varios atletas dieron resultados positivos. Estos juegos son recordados también porque fue una de las pocas veces en que las principales emisoras de televisión del país (VenevisiónRCTV, Venezolana de Televisión y Televisora Nacional) se unieron para realizar una transmisión conjunta, que además fue llevada al extranjero vía satélite.

Regia inauguración

Los Juegos Panamericanos de 1983, han sido el evento más importante en la historia deportiva de Venezuela.

Hasta última hora estuvieron trabajando en el Estadio Olímpico de la Ciudad Universitaria para dejarlo a punto con el protocolo de apertura de los juegos. 

El Estadio Olímpico de la UCV, engalanado para la importante ocasión, resultó insuficiente para alojar el numeroso público que desde tempranas horas comenzó a ocupar las tribunas. Luego del desfile de las delegaciones, animado por las impresionantes figuras de la barra humana, tuvo lugar un espectáculo artístico cultural muy vistoso y animado que cerró con broche de oro la festiva jornada”, reseñó El Universal.

El jefe de Estado hizo su entrada a la tribuna de honor a las cuatro en punto. Fue recibido por el español Juan Antonio Samaranch, presidente del Comité Olímpico Internacional, y el mexicano Mario Vásquez Raña, presidente de la Organización Deportiva Panamericana.

Francisco “Morochito” Rodríguez, ex boxeador que ganó medalla dorada en los Juegos Olímpicos de 1968, única presea de este tenor conseguida por Venezuela hasta ese entonces, tuvo a su cargo el encendido del pebetero, mientras que Elizabeth Popper, del equipo de tenis de mesa, tomó el juramento de los atletas.

Escándalo por dopaje

La llamada etapa moderna de las pruebas antidopaje en el deporte comenzó en 1983, en Caracas. Un grupo de científicos, encabezado por el químico alemán Manfred Donike, probó sofisticados equipos de laboratorio que permitieron hacer pruebas muy refinadas para detectar esteroides anabolizantes. Diecisiete atletas resultaron positivos en sus muestras y otro grupo, especialmente competidores estadounidenses de pista y campo, decidieron abandonar el país súbitamente antes de intervenir en las competencias.

Entre los casos de dopaje que recibieron mayor atención  estuvieron los de los pesistas Daniel Núñez (Cuba) y Guy Greavette (Canadá), quienes fueron despojados de las medallas obtenidas. 

Digno quinto lugar

La condición de local permitió a la delegación venezolana cumplir su mejor desempeño en la justa deportiva más importante del continente.

Con un total de 73 medallas (12 de oro, 26 de plata y 35 de bronce), Venezuela ocupó la quinta posición del medallero general. Sólo le superaron Estados Unidos con 285 (137, 92, 56), Cuba con 175 (79, 53, 43), Canadá con 109 (18, 44, 47) y Brasil con 57 (14, 20, 23).

El venezolano, William Wuyke (8), uno de los favoritos para llevarse la medalla de oro, en la primera vuelta de la final de los 800 metros planos, poco antes de caer por el tropezón del brasileño Agberto Guimaraes (117), quien ocupó el primer lugar, seguido de su paisano José Luiz Barboza (126). Tercero arribó el estadounidense Stanley Redwine (307)

El sambo, una modalidad de lucha, aportó siete preseas doradas a la cosecha venezolana por intermedio de Bethseydy Álvarez, Roselly Palencia, Dinorah Castillo, Kiarina Gómez, Ana Solórzano, Manuel Luna y Manuel Linares; en la disciplina de tiro se ganaron dos medallas de oro gracias a la actuación del equipo de fuego central, integrado por Edgar Espinoza, Víctor Villalobos y Marco Tulio Núñez, y en pistola libre sobresalió el conjunto integrado por Héctor DeLima, Edgar Espinoza y Víctor Villalobos; el tenis, en dobles mixtos, destacó con Nuria Alassia e Iñaki Calvo; Allison Henry cumplió soberbia performance en su categoría del judo femenino y Manuel Vílchez aportó el único metal aúreo del boxeo, en la división de los gallos.

Grandes figuras

El atleta más destacado de los IX Juegos Panamericanos fue el cubano Casimiro Suárez, quien arrasó en la gimnasia al conquistar seis medallas de oro en las modalidades de concurso completo, por equipos, ejercicios de piso, barra fija, salto del potro y anillas. En la natación, Estados Unidos ganó 25 títulos con tres récords mundiales a cargo de Steve Lundquist (100 metros pecho), Rick Carey (100 espalda) y el relevo combinado, mientras que Greg Louganis brindó excelente actuación como clavadista.

En baloncesto el público se dio banquete con la selección estadounidense, en la cual figuraba un jovencito de 19 años de edad, de nombre Michael Jordan (5), quien ayudó a su equipo a conquistar la medalla dorada, al marcar 138 puntos en ocho juegos.

Pese a gran cantidad de deserciones, el atletismo exhibió estupendo nivel por la actuación de atletas cubanos como Ana Fidelia Quirot, María Caridad Colón, Maritza Marten, Silvia Costa, Leandro Peñalver, Luis Dellis, Silvio Leonard y Jaime Jefferson. Peñalver, incluso, implantó marca mundial de 10.06 en los 100 metros planos, superando, entre otros, al canadiense Ben Johnson.

En otras disciplinas como baloncesto el público se dio banquete con la selección estadounidense, en el cual figuraba un jovencito de 19 años de edad, de nombre Michael Jordan, quien ayudó a su equipo a conquistar la medalla dorada, al marcar 138 puntos en ocho juegos. 

El beisbol de los IX Juegos Panamericanos fue ganado por la selección cubana. Nicaragua obtuvo plata y Estados Unidos, con un conjunto que contó con el toletero Mark McGwire, quien soltó cuatro cuadrangulares para igualar el tope del departamento con el cubano Pedro Medina, se conformó con la presea de bronce.

Los comentarios estan Cerrados.