EEUU supera a Rusia en la producción mundial de petróleo y gas

Publicado : 22 Abril, 2015

Categoria : Sin categoría

Visitas: 561

Por José Suárez Núñez

Estados Unidos esperó varias décadas para desplazar a Rusia como el productor mundial número uno de petróleo y gas natural, respaldado por la incorporación del fracking en la actividad de perforación y produciendo el esquisto como un petróleo no convencional, que ha cambiado el panorama energético global.

La primera reacción de la Opep para oponerse al cambio fue no reducir la producción y los tres primeros meses no se advirtieron, pero a principios de enero los precios del crudo fueron debilitándose hasta llegar a un rango entre 35 y 40 dólares el barril durante unos días, aunque posteriormente se han vigorizado los crudos Brent y WTI para moverse entre 55 y 60 dólares el barril.

Según la prestigiosa publicación Statistical Review of World Energy, de la petrolera británica BP dijo que también en gas natural, Estados Unidos se puso delante de Rusia como productor de los hidrocarburos combinados.

Los datos que muestran la emergencia de los EE.UU. como perforador superior, bombeando 1 millón de barriles diarios, consecutivamente, durante 4 años, para saltar de los 5,1 millones de barriles diarios para situarse en una producción de 9, 5 millones de barriles diarios, provocando una caída de los precios mundiales de la energía y cambiaron las prioridades de la política exterior del país.

“Estamos realmente asistiendo a un cambio de guardia de los proveedores de energía a nivel mundial”, dijo el economista jefe de BP Spencer Dale en una presentación. “Las implicaciones de la revolución de esquisto para los EE.UU. son profundas.”

El otro cambio importante en el informe de BP es el consumo de energía de China, la cual crece a un ritmo más lento desde la crisis financiera asiática de finales de 1990 cuando la economía se desaceleraba y el país intenta reducir su dependencia de la industria pesada.

“El crecimiento China en algunos de los sectores de alto consumo energético, como el acero, el hierro y el cemento -que habían prosperado durante la rápida industrialización de China– ha colapsado prácticamente en el 2014”, dijo Dale, un ex responsable de la política del Banco de Inglaterra que se unió a BP en el último año.

El cambio económico

En los EE.UU., el auge de la producción de petróleo y gas ha comenzado a cambiar la economía profundamente. El combustible barato ha visto el retorno a los EE.UU. de fabricación ya que el país produce alrededor del 90% de la energía que consume el año pasado.

El aumento de Estados Unidos en la producción de crudos el año pasado, superando también a Arabia Saudita como un productor de crudo, fue la primera vez que un país ha elevado la producción al menos de1 millón de barriles diarios por cuatro años consecutivos, dijo BP.

Otros productores fuera de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), como Canadá y Brasil también registraron una producción récord del año pasado, lo que provocó cambios de política en la Opep, como afincarse a sostener los precios para la defensa de la cuota del mercado.

La Opep mantendrá su cuota de 30 millones de barriles diarios, y la demanda de fuera del cartel tendrá un crecimiento de 800.000 barriles diarios en relación al año pasado. Según BP el crecimiento del consumo chino, aunque más lento, aumentará a 390.000 barriles diarios, el mayor incremento mundial.

El consumo de petróleo en los países desarrollados cayó 1,2%, el octavo descenso en los últimos nueve años. Consumo de gas natural mundial creció 0,4% el año pasado, en comparación con el promedio de 10 años de 2,4%.

El uso de carbón del mundo también se incrementó un 0,4%, más lento que el crecimiento anual promedio de 10 años de 2,9%, con un consumo desacelerado de China, intentando reducir la contaminación y utilizar más gas para la generación de energía. La participación del consumo del carbón para generar energía se redujo a 30%.

En el incremento de la producción de Estados Unidos, el papel preponderante lo asumieron medianas y pequeñas compañías, en campos no suficientemente explotados en el pasado, como las áreas de Baken en Dakota del Sur, que cuando suban discretamente los precios del crudo retornarán al mercado al lograr más eficiencia y más bajos costos en la perforación y completación de los pozos.

Los comentarios estan Cerrados.