¿Existe un “ADN del emprendedor?

Publicado : 12 Septiembre, 2013

Categoria : Emprendedores

Visitas: 815

Tags: , , , ,

Por José Suárez Núñez

Jeffrey Dyer, un profesor de gerencia de la Universidad Brighan Young, se planteó la tarea de determinar el ADN de los emprendedores. Uno de los principales hallazgos del investigador, que realizó entrevistas a cientos de gerentes y ejecutivos,  es que en casi todos los casos respondían que estaban haciendo algo “distinto” antes de aparecer la idea innovadora.

 

“Hablaban con alguien, habían presenciado aspectos no relacionados con el descubrimiento, estaban en otras experiencias  que provocaran la idea iluminadora. Actuar en cosas diferentes empujan al cerebro a realizar conexiones nuevas y creativas”, agrega Dyer.

 

Dyer dice que “al contrario de lo que dice la sabiduría convencional, la innovación no tiene que ver con un don genético dado mágicamente a algunos y no a otros, sino es un conjunto de destrezas que pueden ser desarrollada con la práctica. Si usted quiere ser una de esas personas realmente exitosas que dejan una marca en los negocios, debe ser la persona a la que se le ocurra la idea, no solo la personas que lleva las ideas de otros”.

 

Steve Jobs el impulsor y resucitador de Apple, es una referencia para los estudiosos y los psicólogos que han dedicado años tratando de encontrar la respuesta a la pregunta “¿Qué hace diferentes a los innovadores?”. En uno de los estudios más exhaustivos del asunto, al que los investigadores de Harvard le dedicaron seis años entrevistando a tres mil ejecutivos para descubrirlo, llegaron a respuestas interesantes.

 

“Esos investigadores se habrían ahorrado mucho tiempo, sólo preguntándole a Jobs”, opina Carmine Gallo, un consultor de comunicaciones de marcas internacionales como Intel, Nokia, IBM, The Home Depot y otras.

 

Según la investigación de Harvard, la destreza es la cualidad número uno que separa a los innovadores de los profesionales no creativos. Esa cualidad es la capacidad de conectar con éxito, cuestiones, problemas, o ideas no relacionados de distintos campos.

 

Indica que “mientras más diversos sean nuestros conocimientos y experiencias, más conexiones puede hacer el cerebro. Los insumos frescos provocan asociaciones nuevas y en algunos casos, éstas conducen a ideas novedosas. El proyecto trienal de Harvard confirma lo que Jobs le decía a un reportero hace 15 años. “La creatividad consiste solamente en conectar cosas”. Esto es lo que dijeron los investigadores:

 

“Cuando se les pregunta a personas creativas  como hicieron algo, se siente un poco culpables porque ellas realmente no lo hicieron; simplemente vieron algo. Después de un rato, les parecía obvio. Esto se debe a que fueron capaces de conectar experiencias que habíamos tenido y sintetizar nuevas cosas. Y la razón por la que fueron capaces de hacer eso, era que habían tenido más experiencias que otras personas”.

 

El proyecto de Harvard  agrega  que nunca sabremos si las neuronas y las sinapsis disparaba distinto en el cerebro de Jobs, en comparación con el cerebro humano promedio, pero destacados científicos que estudian el proceso creativo, parecen estar de acuerdo en que la razón detrás de la habilidad de Jobs, para generar idea tras idea es que, “dedicó toda una vida a  explorar nuevas cosas y no relacionadas. El arte de la caligrafía de la que era un apasionado,  las practicas de meditación en un ashram indio, y los finos detalles de un Mercedez Benz.

 

Mientras Steve Wozniak estaba mejorando el sistema de circuitos internos y el diseño de lo que se convertiría en el Apple II, Jobs se concentró en el estuche, que en su opinión tenía que atraer a gente no aficionada a los hobbies, que estuviera buscando un computador completo.  Jobs contrató un diseñador industrial y encontró su inspiración no en un almacén de electrodomésticos, sino en el departamento de cocina de Macy´s, mientras admiraba los procesadores de alimentos de Cusinart, escribió Leander Kahney, autor de Inside Steve’s Brain.

 

En parte lo que hizo grande a Macintosh fue que las personas que trabajaban en la empresa eran músicos, poetas, artistas, historiadores y zoólogos, que por coincidencia eran también los mejores científicos en computación.

 

Uno de las mejores opiniones de los que estudian si los innovadores o emprendedores, nacen o se hacen es la reciente recomendación “piense de manera diferente acerca de cómo pensar.

 

También Albert Einstein dijo, “la imaginación es más importante que el conocimiento”.

Los comentarios estan Cerrados.