Cerradores

Publicado : 23 Noviembre, 2014

Categoria : Sin categoría

Visitas: 2261

Imagen: cortesía LVBP

Por Ignacio Serrano (@IGNACIOSERRANO)

www.elemergente.com

El cerrador de los Cardenales, Luis Vizcaíno, entró a relevar en el octavo inning, el domingo. ¿Una rareza en los tiempos modernos? Puede ser. Lo habitual ahora es que el cerrojo sólo tire un episodio. Pero ¿una rareza para Vizcaíno? Difícilmente.

 

Vizcaíno llegó a la LVBP de la mano de su compatriota y manager Félix Fermín. Tiene experiencia en Lidom, las Grandes Ligas y México. A sus 40 años de edad, no hay organización que le ordene un límite de pitcheos por salida o que le imponga descanso tras cada presentación.

 

El quisqueyano no cree en mimos. En seis de sus 14 apariciones, contando la del duelo dominical, ha entrado en búsqueda de cuatro outs o más. El octavo episodio no es un territorio ajeno para él.

 

Jesús Pirela recibió un jonrón de Paulo Orlando, en ese mismo encuentro. Vino en el noveno por los Leones, para tratar de mantener el juego abajo por una carrera. No pudo. Pero nadie podrá decir que ha fallado en su trabajo.

 

Pirela llegó a los Leones como agente libre, luego de deambular por México y consolidarse allá como un eficaz cerrador. Acá todavía es novato, porque sólo tenía dos temporadas de servicio en la liga y nunca llegó a lanzar los 20 episodios de reglamento con las Águilas.

 

El tablazo de Orlando fue una rareza. En sus primeras 16 presentaciones, el bombero caraquista apenas había tolerado una rayita y ningún cuadrangular. Tenía 0.56 de efectividad y 1.00 de WHIP. Todavía no ha desperdiciado una ocasión de salvar.

 

Ha sido una campaña con cerrojos interesantes, la 2014-2015.

 

Gregory Infante salió del ostracismo en La Guaira para adueñarse de la responsabilidad, merced a rectas que tocan las 100 millas por hora y una curva que es un gancho.

 

Jon Hunton se trajo a Aragua el acierto mostrado en Anzoátegui y se convirtió en el cuarto lanzador importado que supera los 30 rescates a su paso por la liga.

 

Cody Hall lideró las primeras siete semanas con 12 salvamentos, efectividad de 0.00 y 0.52 de WHIP para los Caribes.

 

Hassan Pena salió de un rol secundario en el Magallanes, tras el fracaso de Bobby Korecky, para iniciar la defensa del premio como Cerrador del Año que ya obtuvo en la zafra pasada con el Zulia, que ahora apuesta a un cierre por comité, con uno de los más talentosos grupos de jóvenes monticulistas que haya en el circuito.

 

El cubano Pena comienza la octava semana con 10 salvados en 10 intentos y la primera opción para repetir el premio. Porque Hall se marcha y será sustituido en la tribu por Arik Sikula.

 

Aún está por verse si le será fácil repetir el galardón. Por allí vienen Pirela, Vizcaíno y el resto de buenos cerradores que se han mostrado en esta zafra.

 

 

Imagen original: http://www.lvbp.com/images/noticias/268Pirela_Jesus_01.jpg

 

 

 

 

Los comentarios estan Cerrados.