La apnea en Venezuela

Publicado : 14 noviembre, 2023

Categoria : Deportes, Destacados, Memorias Deportivas

Visitas: 251

Tags: ,

Como especialidad deportiva, el origen de la apnea se remonta a mediados de la década de 1940 en costas del mar mediterráneo, mientras que los primeros torneos se registran a mediados del siglo XX.
Por Javier González

La apnea es una disciplina deportiva que consiste en resistir la actividad respiratoria bajo el agua durante la mayor cantidad de tiempo posible. Su origen se aprecia en las antiguas civilizaciones romanas y griegas, cuyos guerreros se sumergían por prolongados períodos en el mar, como parte de sus ejercicios de disciplina militar, en tanto que durante el siglo XVII los habitantes del archipiélago japonés implementaron técnicas de buceo para contener el aliento en actividades de pesca y recolección de perlas. 

Como especialidad deportiva, el origen de la apnea se remonta a mediados de la década de 1940 en costas del mar mediterráneo, mientras que los primeros torneos se registran a mediados del siglo XX.

Según el portal especializado puntodeinmersion.blogspot.com, la apnea de competencia comenzó por intermedio de un militar húngaro italiano llamado Raimondo Bucher, quien, en el año 1949, utilizando un arpón de madera, careta, chapaletas y snorkel (tubo respirador), bajó hasta 30 metros de profundidad frente a las cosas de Nápoles. Después de alcanzar esa profundidad, Bucher le entregó a otro buzo un tubo metálico que contenía una nota que probaba que había bajado a esa distancia y eso dio inicio a la certificación de su registro. 

Actividad subacuática en Venezuela

El buceo libre o apnea en Venezuela se conoce desde antes de la llegada de los conquistadores españoles, quienes quedaron deslumbrados por la capacidad pulmonar de los indios cariñas y guaiqueríes que extraían perlas en las profundidades del mar de la isla de Cubagua.

En la segunda mitad del siglo XX se formalizaron las competencias organizadas por la Federación Venezolana de Pesca Submarina y un poco más adelante, en los años ochenta, la Federación Venezolana de Actividades Subacuáticas se encargó de organizar campeonatos nacionales y coordinar la participación de nuestro país en diversas competencias de carácter internacional.

El plusmarquista Carlos Coste

Sin lugar a dudas que la máxima expresión de la apnea en Venezuela está vinculada con el caraqueño Carlos Coste, quien ha cosechado múltiples récords mundiales, gracias a sobresalientes actuaciones internacionales entre los años 2000 y 2016.

Coste, nacido en Caracas, en 1976, inició su formación en apnea y apnea a los 20 años, en el Club Universitario de Actividades Subacuáticas de la Universidad Central de Venezuela (UCV), convirtiéndose en poco tiempo en uno de los mejores apneistas del mundo. 

En el año 2000, en su primera competencia internacional, formó parte de la selección nacional que ganó medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Inmersión Libre, celebrado en Niza, Italia, con participación de 29 naciones.

Ese estreno en el concierto universal lo motivó a prepararse con mayor ahínco para alcanzar el máximo nivel. Dos años después consiguió las dos primeras de las marcas mundiales que obtuvo en su carrera. 

El 6 octubre de 2002, en Puerto La Cruz, Anzoátegui, bajó hasta 93 metros de profundidad en la modalidad de inmersión libre, para romper el registro de 92 metros que poseía el austríaco Herbert Nistch. Tres días antes, el 3 de octubre, superó la marca mundial de peso constante, al alcanzar 90 metros de profundidad, para dejar atrás por tres metros el registro de 87m del francés Guillame Neury.

Ese mismo año 2002, Coste integró junto a Néstor Aparcedo, Ronald Laurents y José Tálamo la selección nacional que ganó medalla dorada en la Copa Mundial celebrada en Hawai al imponerse en las pruebas de peso constante y apnea estática ante rivales de 23 países. 

El 30 de septiembre de 2003, en la bahía de Mochima (Anzoátegui-Sucre), durante la competencia denominada “Reto al Abismo”, Coste se convirtió en el primer ser humano que logró superar los 100 metros de profundidad en la modalidad de inmersión libre. Bajó 101 metros y su marca mundial fue avalada por el libro de récords Guinness. En ese mismo evento también implantó récord mundial en la modalidad de peso constante al descender hasta 61 metros. 

En el año 2004, en competencia celebrada en Chipre, mejoró su marca en inmersión libre al alcanzar los 102 metros, en tanto que en la prueba de peso variable implantó récord mundial de 135 metros.

Para el año 2005 en Niza, Italia, superó su registro personal en peso constante al descender hasta 105 metros

El 9 de mayo de 2006, en el Mar Rojo de Egipto, logró récord mundial de inmersión con peso variable, al descender hasta los 140 metros. En esa misma competencia mejoró su marca universal en inmersión libre, con registro de 107 metros En septiembre de ese mismo año, mientras se preparaba para la exigente prueba de “No Limit” de peso variable a 200 metros, sufrió ligero ACV (Accidente Cerebro Vascular), cuando hacia un entrenamiento a 182 metros de profundidad.

Tras exigente y arduo proceso de rehabilitación regresó a competir y en julio de 2007 y consiguió marca mundial en la prueba de peso constante con registro de 103 metros, al tiempo que en 2008 mejoró el récord del mundo en inmersión libre, con 109 metros. 

El 3 de noviembre de 2010, en la Riviera Maya de México, volvió a apuntar su nombre en el famoso Libro Guiness, entonces se desplazó a lo largo de 150 metros de forma horizontal para registrar la prueba de apnea más larga en una cueva, con tiempo de 2 minutos, 32 segundos y 52 centésimas.

El último récord mundial que fijó Coste se produjo en septiembre de 2016. En la competencia denominada “Deepsea Challenge Bonaire” superó su propia marca de 150 metros, al recorrer distancia de 177 metros, en tiempo de 3 minutos 5 segundos, empleando una monoaleta. Esta prueba contó con certificación posterior de la organización Guinness.

Triunfos colectivos en apnea

En 2002, el equipo criollo de apnea conformado por el propio Coste, Néstor Aparcedo, Ronald Laurents y José Tálamo, ganó su primera Copa Mundial, en el evento celebrado en Hawai, donde participaron 23 países y 92 atletas. 

Las pruebas de peso constante y apnea estática fueron superadas por los venezolanos para quedarse con el oro.

 

Los comentarios estan Cerrados.