La apuesta es por las energías alternativas

Publicado : 15 Octubre, 2018

Categoria : De interés, Medio Ambiente

Visitas: 719

Tags: ,

Por: Sarai Coscojuela | @ecoaliados21

Cada país ha ido buscando formas de mejorar su calidad de vida y de reducir las emisiones de gases contaminantes. La energía alternativa, sea eólica o solar ha ido ganando cada vez más terreno. Igualmente en cuanto a los vehículos, ya más de un país se ha comprometido a bajar el consumo de gasolina y aumentar la de eléctricos.

Tal es el caso de Dinamarca que la semana pasada anunció que quieren prohibir la venta de nuevos carros de gasolina y diésel para el año 2030. Igualmente declararon que para ese momento esperan contar con al menos un millón de
vehículos eléctricos o híbridos.

El primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, explicó que en este país nórdico el sector del transporte representa una cuarta parte de las emisiones de CO2. “Y el aire en las grandes ciudades está demasiado contaminado. Por eso el Gobierno se fija un objetivo claro: dentro de 12 años prohibiremos la venta de nuevos vehículos de gasolina y diésel”, agregó.

Los detalles de este ambicioso plan serán presentados en las próximas semanas, ya que además el primer ministro de Dinamarca espera poder cerrar un acuerdo climático en los próximos meses, antes de las elecciones generales que se deberán llevar a cabo en junio de 2019. Otro de los objetivos marcados por el país europeo es no depender de los combustibles fósiles hacia el año 2050.

Las renovables generan empleo

Por su parte en España, el sector de las energías renovables generaron durante el año 2017 4.101 empleos y además aportó 9.304 millones de euros al Producto Interno Bruto (PIB), representando el 0,80% de la economía nacional española,
cuatro décimas más que en 2016.

La Asociación de Empresas de Energías Renovables de ese país presentó su informe Estudio del Impacto Macroeconómico donde reflejan que la contribución del sector al PIB se incrementó en un 9,3% y encadenó su tercer año de
crecimiento. No obstante en 2012 el aporte de la energía renovable al PIB fue de un 1% y un 31,7% correspondió al sector fotovoltaico, un 23,7% a la eólica, siguiéndole la termoeléctrica con un 15,7%, luego la biomosa con 14,9% y los biocarburantes
con un 8,2%.

España deberá seguir trabajando duro para poder aumentar la capacidad instalada y la generación de este tipo de energías ya que por el momento cuenta con un 16,7% y el objetivo para el año 2020 es de un 20%.

Los comentarios estan Cerrados.