La batalla personal de Franklin Gutiérrez

Publicado : 16 Octubre, 2018

Categoria : Deportes

Visitas: 545

Tags: , , , , , ,

Por Ignacio Serrano – @IGNACIOSERRANO

Existe una creencia popular sobre Franklin Gutiérrez, el talentoso pelotero caraqueño que en su mejor momento ganó fama como uno de los defensores más sobresalientes en las praderas exteriores de la MLB. Es una creencia que se sostiene sobre dos bases: saltó al béisbol profesional dotado de un enorme talento para batear y atrapar la pelota, pero no ha podido desplegar todas sus capacidades debido a las lesiones.

Lo primero es innegable. En una ocasión sacó 18 jonrones con los Marineros de Seattle, un campeonato antes de ganar un Guante de Oro al mejor jardinero. Lo segundo es debatible. El Guti se vio afectado por dolencias en las corvas y otros problemas musculares y de ligamentos, típicos del deporte que ama. Pero la fama creció injustamente, porque muchos confundieron sus largas ausencias del terreno con eso que los fanáticos crueles llaman “cuerpo de cristal”.

Gutiérrez es un luchador. Entre 2011 y 2013 fue sometido a innumerables exámenes, hasta que los médicos descubrieron que la merma de su rendimiento y los severos malestares que sufría se debían al síndrome del colon irritable. Y cuando parecía salir de ese laberinto, sorprendió a sus seguidores al anunciar que tenía que dejar de jugar. Fue cuando le diagnosticaron espondilitis anquilosante, una condición degenerativa que afecta las articulaciones y ligamentos, especialmente la columna.

No se retiraba. Se dedicaría a combatir su estado, aprender a vivir con eso y regresar al diamante.

La espondilitis anquilosante causa severos dolores y limita grandemente la movilidad. Es posible competir, en algunos casos, siguiendo un concienzudo programa de rehabilitación, calistenia y masajes especiales, antes y después de cada encuentro.

El Guti perdió todo 2014. Volvió al año siguiente y sumó otras tres temporadas a su carrera de 12 torneos en la MLB, hasta que a mediados de 2017 volvió a la lista de incapacitados.

Desde entonces no se uniformaba.

Ya con propuestas para empezar una vida de enseñanzas como coach, vino a Venezuela a probar con los Leones si podrá completar otra vuelta imposible al campo, o si deberá colgar los spikes y decir adiós. Si le va bien, tratará de alargar también su carrera internacional.

En esas anda ahora con el Caracas.

WWW.ELEMERGENTE.COM

Los comentarios estan Cerrados.