Las recetas petroleras de Clinton y Trump

Publicado : 4 Noviembre, 2016

Categoria : Sin categoría

Visitas: 3481

Por José Suárez Núñez (@Petrofinanzas)

Desde los años 70 del siglo pasado cundió la alarma en los campos de Texas, con el descenso acelerado de la producción, y el impacto mayor lo recibió el gobierno de Richard Nixon, con el primer embargo petrolero de la Opep en 1973, sólo 13 años después de fundada la Organización en 1960, en la cual Venezuela fue uno de los cinco fundadores originales, con el formidable vigor de Juan Pablo Pérez Alfonzo, quien fue su primer emprendedor.derivados del petróleo

Este gobierno estadounidense enarboló el primer intento de independencia energética y Nixon llegó a ordenarle a su secretario de Estado, Henry Kissinger, “que pusiera de rodillas a la Opep”. No pudo hacerlo, pero aceleró la producción de crudos de Alaska y construyó el gasoducto Independencia, que transportaba  crudos de los campos de Alaska y llegaba hasta Panamá.

Además creó la reserva estratégica, que conserva en cavernas de sal en el sur de EEUU, alrededor de 1.000 millones de barriles de crudos, para enfrentarse a emergencias eventuales.

Mientras el embargo crecía, Venezuela planteó en la sede de la Opep “que era una huelga política y religiosa, y el petróleo era una actividad comercial”. Solicitó que se le autorizara seguir vendiendo petróleo a EEUU, que era su principal cliente, y fue aprobada su demanda por la Secretaria General.

Pérez Alfonzo había dicho a sus amigos y relacionados que la creación de la Opep era necesaria, porque por esos años, el petróleo de Arabia Saudita estaba inundando el mercado estadounidense, a precios mucho más bajos que el crudo venezolano.

En el 2015, Estados Unidos ha reducido la importación de combustibles fósiles alrededor del 24 por ciento, la cifra más baja desde 1970.

banesco blog_precios del petroleo 2015 2

Hay un contraste en todo esto, ya que la producción de todas las energías en EEUU, con excepción del carbón, se han disparado, gracias a las técnicas y descubrimientos de grandes reservas petroleras de perforación mejoradas en Dakota del Norte y Montana,  gas natural en estados como Pensilvania, Ohio y Virginia Occidental. La fracturación hidráulica – una técnica de perforación más conocida como fracking – también ha aumentado la producción en los estados de energía tradicionales como Texas, Oklahoma y Louisiana.

Hillary Clinton  dice que se ampliará las políticas del cambio climático de Obama, y empujar las energías renovables como la eólica y la energía solar. Además ha dicho que va a “poner un montón de mineros y empresas del carbón fuera del negocio”, lo que se ha convertido en un grito de guerra para el GOP (Partido Republicano).

El gas natural, más limpio que el carbón, ha sido adoptado por los políticos de ambos partidos, incluyendo Clinton y  Trump. Aún así, los críticos se preocupan de que la fractura hidráulica y otras técnicas, tales como la perforación horizontal, podrían estar dañando el aire, el agua y la salud, e incluso provocar terremotos.

El viento y la energía solar han crecido en los últimos años, y representaba sólo el 10 por ciento del consumo total de energía de Estados Unidos en 2015. He aquí un resumen de sus propuestas:

Petróleo y Gas

Clinton se apoya en generar la extracción de petróleo y gas en tierras federales, pero prohibiría la perforación en el Ártico y Atlántico. Cortaría los subsidios dados actualmente a las compañías petroleras; ha dicho del gas natural que sirve como un “puente” más importante para los combustibles renovables.

Clinton dice que la fractura hidráulica no debe tener lugar, que los estados y las comunidades locales se oponen a ella y se compromete a reducir las emisiones de metano de toda la producción de petróleo y gas, y proteger las fuentes de agua locales. También exigirá que las compañías de energía revelen  los productos químicos utilizados en la fractura hidráulica.

banesco petroleo

Trump se queja de que “la energía está sitiada por la administración de Obama” y promete una revolución energética estadounidense, “desencadenar”, lo que permitiría la producción sin trabas de petróleo, carbón y gas natural. Apoyaría aumentar la extracción de petróleo y gas en tierras federales y abrir perforación en alta mar, en el Océano Atlántico, y otras zonas en las que se bloquea actualmente.

Trump dice que restricciones sugeridas por Clinton perjudicarían a los estados productores de energía, como Colorado, Pennsylvania, Carolina del Norte y Virginia – estados clave en la elección.

Clinton  promete que bajo su liderazgo, los EE.UU. será capaz de generar suficiente energía renovable para alimentar todos los hogares en los Estados Unidos dentro de los 10 años, con 500 millones de paneles solares instalados al final de su primer mandato. También se compromete a reducir el consumo de petróleo en un tercio a través de combustibles más limpios, como el biodiesel y el gas natural, y el más bajo consumo de combustible en calderas, barcos y camiones.

Clinton se compromete a utilizar los incentivos fiscales y otras medidas para reforzar la energía eólica y solar, como la energía hidroeléctrica, la energía geotérmica y otras formas de energía renovable.banesco-blog-energiarenovable

Trump sostiene que los créditos fiscales y otros subsidios a la energía eólica y solar “distorsionan” el mercado, pero dice que los EE.UU. deben “alentar a todas las facetas de la industria energética”, incluyendo la energía eólica y solar, como una manera de lograr la independencia energética.

Clinton dice que va a proteger los beneficios de salud y pensiones para los mineros del carbón, y luchar contra los esfuerzos de las empresas de carbón para utilizar los procedimientos de quiebra a fin de negar beneficios a miles de mineros jubilados y sus familias. Ella apoya las reformas radicales en el programa federal Beneficios de pulmón negro, y ajustará Beneficios de pulmón negro para reflejar los aumentos del costo de la vida.

Trump promete revivir la industria del carbón luchando y afirma que EE.UU. tiene suficientes reservas de carbón para “durar 1.000 años.” Él se compromete a poner fin a “todas las acciones ejecutivas de Obama destructoras de empleo, así como reducir y eliminar todas las barreras a la producción de energía responsable”. Dice que su plan “pondrá fin a la guerra contra el trabajador estadounidense, poniendo nuestros mineros del carbón y trabajadores del acero de vuelta al trabajo.”

Clinton: Afirma que los EE.UU. pueden tomar la iniciativa mundial para hacer frente al cambio climático. Ella se compromete a cumplir con el objetivo de Obama para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero hasta en un 30 por ciento en 2025, y dice que Estados Unidos “puede unir al mundo para reducir la contaminación de carbono” sin dejar de cumplir “nuestra obligación moral de proteger a este planeta para nuestros hijos y nuestros nietos.”

Trump: Llamadas del cambio climático son un “engaño” perpetrado por China y otros. Dice que va a dejar sin efecto las reglas del Plan de energía limpia de Obama para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del sector de servicios públicos. El plan, un eje central de la estrategia climática de Obama, se ha retrasado por el Tribunal Supremo, mientras se escuchan los retos legales. Trump también apoya cancelar el acuerdo de 2015 de París y paralizar el dinero de Estados Unidos que va a programas de calentamiento global de la ONU.

Energía nuclear

Clinton ofrece un cauto apoyo a la energía nuclear, que calificó de una herramienta para abordar el cambio climático. Trump dice que se asegurará de que los EE.UU. sigan  siendo el líder mundial en energía nuclear.

Los comentarios estan Cerrados.