Messi salvó a Argentina. Ghana contuvo a Alemania. Y Nigeria despidió a Bosnia

Publicado : 21 Junio, 2014

Categoria : Sin categoría

Visitas: 1764

Foto: Cortesía FIFA.com

 

Irán puso contra las cuerdas a la selección argentina, pero en las postrimerías del partido Messi apareció con un zapatazo que se convirtió en gol y los gauchos ya aseguraron puesto en octavos. Ghana contuvo a la maquinaria Alemania y un Klose de récord dejó el marcador en 2-2. Las águilas africanas, Nigeria, consumaron el adiós de la debutante Bosnia y Herzegovina. A continuación el resumen de la FIFA:

 

“Espera siempre lo inesperado”, así podría resumirse la 10ª jornada de la Copa Mundial de la FIFA 2014™. Dos campeones del mundo, Argentina y Alemania, se medían contra Irán y Ghana, respectivamente. La mayoría habría apostado por triunfos contundentes de los favoritos, pero nada más lejos de la realidad. La Albiceleste necesitó de una pincelada de genialidad del superastro Lionel Messi en el descuento para sumar los tres puntos, mientras que la Mannschaft llegó incluso a ir por detrás en el marcador. Finalmente, logró el empate y Klose igualó una marca histórica.

 

Únicamente el tercer choque de la jornada transcurrió según lo previsto. Bosnia y Herzegovina, combinado debutante en una Copa Mundial, y Nigeria, vigente campeón de África, protagonizaron un duelo muy igualado que se decantó del lado de los africanos. Con este resultado, Bosnia y Herzegovina queda eliminada, mientras que Argentina ya está clasificada para octavos de final.

 

Resultados

Argentina 1-0 Irán – Jugador del Partido Budweiser: Lionel Messi (ARG)

Alemania 2-2 Ghana – Jugador del Partido Budweiser: Mario Goetze (GER)

Nigeria 1-0 Bosnia y Herzegovina – Jugador del Partido Budweiser: Peter Odemwingie (NGA)

 

Momentos destacados

Messi marca la diferencia

“Cuando tienes a un tipo como Messi, todo es posible”, declaró el seleccionador argentino Alejandro Sabella. Sus palabras resumían lo que muchos pensaban. El cuadro sudamericano intentó durante 90 minutos superar el entramado defensivo Melli, con más de un 70 por ciento de posesión. Todos sus intentos eran en vano. Finalmente, fue Lionel Messi, el cuatro veces nombrado FIFA Ballon d’Or, quien catapultó a la Albiceleste a octavos de final con un magnífico gol en el descuento. La Pulga, de 26 años, que hasta ese momento había cuajado una actuación discreta, se lució con una jugada marca de la casa ante la mirada de Diego Armando Maradona: controló el balón en el pico derecho del área, corrió hacia adentro y lanzó un trallazo inapelable que se coló por la escuadra.

 

Alegría de uno, tristeza de otro

Antes del pitido inicial, Asmir Begović (Bosnia y Herzegovina) y Peter Odemwingie (Nigeria), compañeros en el Stoke City de la Premier League inglesa, se saludaron efusivamente en el túnel de vestuarios y mantuvieron una breve charla. A la media hora de partido, ambos volvieron a cruzarse, pero esta vez en la cancha. El delantero de las Súper Águilas metió el balón por entre las piernas del guardameta bosnio y estableció el 1-0 definitivo. Nigeria volvió a festejar por fin un triunfo en una Copa Mundial después de nueve partidos sin poder hacerlo.

 

Historias para la historia

Miroslav Klose saltó al campo en el minuto 69, y en su primer contacto con el esférico apenas dos minutos después, no sólo empató la contienda, sino que también igualó el récord de Ronaldo como máximo goleador histórico en la Copa Mundial. “15 tantos en 20 partidos mundialistas no están nada mal”, apuntó Klose con una sonrisa. Además, el ariete alemán es el tercer futbolista que marca en cuatro ediciones distintas de la Copa Mundial, después de Pelé y Uwe Seeler. Il Fenômeno no dejó escapar la oportunidad y felicitó a Klose en Twitter. Curiosamente, Ronaldo marcó su 15º gol contra Ghana en Alemania, mientras que Klose lo hizo contra Ghana en Brasil.

 

Duelo fraternal con un vencedor

Durante el torneo, los hermanos Jerome (Alemania) y Kevin-Prince Boateng (Ghana) no se comunican entre ellos, pero como ambos fueron titulares en sus respectivas selecciones, se dieron el obligado apretón de manos. Un breve intercambio de palabras, un abrazo apresurado y a jugar. Por segunda vez desde 2010, donde también se enfrentaron en la fase de grupos, los hermanos coincidieron en un terreno de juego representando a países distintos. El claro vencedor en este empate fue Prince, el padre, quien señaló antes del encuentro: “Para mí, éste es el partido más tranquilo de todos. Pase lo que pase, siempre salgo ganando”.

 

Un auténtico 10

Andre Ayew no sólo marcó el gol del empate para Ghana apenas 180 segundos después de que Alemania se adelantase en el marcador, sino que además se destapó como un verdadero motivador. Su grito de alegría tras conseguir el tanto resonó en todo el campo, animó a sus compañeros, no dejó de alentar a su equipo y a los hinchas ghaneses que había en el estadio, aplaudió las jugadas de los suyos e intentó organizar el juego de las Estrellas Negras en el centro del campo con el aplomo de quien luce el 10 en la espalda. Y lo hizo con éxito: poco después, Asamoah Gyan estableció el 1-2 provisional y se convirtió en el primer futbolista africano en ver portería en tres ediciones distintas de la Copa Mundial.

 

Números que hablan

100: Per Mertesacker (Alemania) y Javier Mascherano (Argentina) jugaron hoy su partido número 100 como internacionales. Después de que la Mannschaft disputase en la primera jornada su 100º encuentro mundialista, en la segunda jornada protagonizó el duelo 800 en la historia de la Copa Mundial.

 

Imagen original: http://img.fifa.com/mm/photo/tournament/competition/02/38/03/93/2380393_full-lnd.jpg

 

 

 

 

 

Los comentarios estan Cerrados.