Carlos “Morocho” Hernández, primer campeón mundial de boxeo

La conquista del primer título mundial para un pugilista venezolano provocó polémica. Carlos “Morocho” Hernández ganó la corona de la división Welter Junior, versión Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en 1965, al derrotar por decisión dividida en 15 asaltos al estadounidense Eddie Perkins, en el Nuevo Circo de Caracas

Dos jueces venezolanos (Dimas Hernández 145-143 y Santos Arismendi 143-141) vieron al caraqueño ganar el combate por estrecho margen, mientras que el tercer hombre sobre el ring, el árbitro estadounidense Henry Armstrong, apreció amplia diferencia (150-139) hacia el peleador nativo de Illinois.

El caraqueño Carlos “Morocho” Hernández fue el primer venezolano que ganó una corona mundial de boxeo.

Por varias semanas se estuvo discutiendo en la prensa nacional acerca de la decisión que, en gran medida, se atribuyó al antagónico estilo de los gladiadores. Perkins utilizó la táctica del agarre para evitar ser alcanzado por la potente pegada de Hernández la noche del lunes 18 de enero de 1965.

Fue el tercer enfrentamiento por un campeonato mundial celebrado en Venezuela, después de los que protagonizó sin fortuna el zuliano Ramoncito Arias contra el argentino Pascual Pérez, en el Nuevo Circo, el 19 de abril de 1959, y ante el brasileño Eder Jofre, el 19 de agosto de 1961, en el estadio de beisbol de la Ciudad Universitaria de Caracas. 

Al iniciarse la ceremonia de presentación, se guardó un minuto de silencio en memoria del periodista Juan Antillano Valarino (AVJ) y del animador de televisión Víctor Saume, quienes habían fallecido en esos días. Tanto la Televisora Nacional (canal 5) como Radio Caracas Televisión (canal 2), grabaron la pelea para transmitirla en diferido.

Las ediciones del martes 19 de enero de los diarios El Universal y El Nacional destacaron a ocho columnas la hazaña conseguida por Hernández, al tiempo que en sus respectivos sumarios criticaron la sentencia de los jueces.

“¡Jamás le regateamos méritos al “Morocho” Hernández! Pero como la verdad no se puede esconder, ¡Imposible!, ni se puede cubrir con un manto de patriotismo, vamos a decir que a Eddie Perkins lo despojaron del campeonato mundial, antes de afirmar que “Morocho” conquistó el título mundial”.

“Con brevedad, y no es pronunciamiento precipitado, estimamos que a Eddie Perkins lo estafaron en el Nuevo Circo arrancándole el cetro de las 140 libras después que estuvo 15 asaltos golpeando al campeón venezolano desde todos los ángulos hasta llegar a una franca superioridad al último tañido de la campana”, puntualizó Álvaro Miranda en los dos primeros párrafos de su comentario en El Universal.

Por su parte, Omar Pérez, quien dio cobertura al careo para El Nacional, inició así su crónica: Carlos “Morocho” Hernández dio anoche a Venezuela el primer Campeonato Mundial de Boxeo al batir por decisión ─ muy discutida ─ al monarca de los welter junior Eddie Perkins en el Nuevo Circo de Caracas, ante una extraordinaria multitud que llenó por completo el coso agustino para presenciar la batalla a sangre y fuego que sostuvieron ambos gladiadores y que muchos vieron inclinada hacia el campeón Perkins por las características de la lucha y el estilo incómodo del norteamericano, quien impidió en todo momento el desenvolvimiento del muchacho del patio, amarrándole la derecha e imponiendo su estilo de pelea corta, donde sacaba mejor partido, por su técnica. 

Desde tempranas horas de la mañana del lunes 18 de enero de 1965, los aficionados comenzaron a aglomerarse a las puertas del Nuevo Circo de Caracas, para adquirir las entradas para la sensacional pelea del “Morocho” Hernández.

Hacia el final de la reseña del combate, Pérez agrega: “Morocho pudo haber apurado el tren a partir de la sexta vuelta, pero acaso reservando energías para el final, prefirió hacerlo a la altura de la décima segunda, cuando el titular había ganado bastante terreno. Y si algunos pudieran pensar que hubo diferencia nacionalista por parte de los jueces que dieron su decisión por el Morocho, no es menos cierto que el árbitro, con su apatía para cortar los clinchs que favorecían a todas luces a Perkins, impedía que el Morocho realizase por su parte su forma de pelea a media distancia”.

“Habrá paño largo donde cortar en el curso de la semana. Los entendidos consideraron que Perkins se impuso por escasa ventaja y fundamentan sus argumentos en la frialdad con la cual el público acogió al Morocho cuando éste, concluida la batalla, dio una vuelta por el ensogado. Para otros, el muchacho del patio hizo méritos para conquistar el fajín mundial de los welter junior, si bien recibiendo gran castigo por parte de su contendor”.

Hernández, quien nació en La Pastora, Caracas, el 21 de abril de 1940, se hizo profesional después de ganar el título mundial Amateur en el segundo torneo Cinturón de Diamantes, celebrado en México en 1958. El 25 de abril de 1959, a los 19 años de edad, debutó propinando un nocaut a Félix Gil, en el Nuevo Circo. Posteriormente viajó a Cuba con su entrenador, Juancito Medina, para cumplir sorprendente desempeño, al ganar seis combates seguidos por KO ante rivales antillanos entre principios de marzo y mediados de mayo de 1959. Se mantuvo invicto en sus primeras 23 presentaciones hasta que perdió contra el propio Perkins, en Caracas, el 12 de junio de 1961.

Nuevo Circo de Caracas, histórico escenario donde “Morocho” Hernández se convertiría en el primer venezolano monarca mundial de boxeo, en el peso welter junior.

Como campeón mundial hizo tres defensas: el 15 de mayo de 1965, en Maracaibo, derrotó por nocaut al colombiano Mario Rositto en el quinto asalto; el 10 de julio de 1965 superó al jamaiquino Percy Hayles por la vía del sueño en el tercer round, en combate disputado en el estadio nacional de Kingston, y el 29 de abril de 1966, en Roma, Italia, perdió la corona por decisión dividida frente a Sandro Lopopolo.

El 3 de mayo de 1969 recibió una nueva oportunidad por el Campeonato Mundial Welter Junior. En esa ocasión, en Buenos Aires, perdió decisión en 15 rounds frente al argentino Nicolino Loche.

Disputó su última pelea el 10 de mayo de 1971 en Londres, Inglaterra. Ese día perdió por nocaut en ocho asaltos ante Ken Buchanan. Como profesional realizó 76 peleas. Su carrera de 13 años en el pugilismo profesional se caracterizó por la falta de rigurosidad para asistir al gimnasio. De sus 60 victorias, 43 fueron por nocaut. Perdió en 12 oportunidades y registró tres empates.

Tras ser diagnosticado con enfermedad de Alzheimer en 2013, “Morocho” Hernández falleció en Caracas tres años más tarde, el 2 de julio de 2016, a la edad de 76 años.

Los comentarios estan Cerrados.