Dos clientes de Banca Comunitaria Banesco ganaron Premio Citibank para microempresarios

Publicado : 30 Octubre, 2008

Categoria : Eventos

Visitas: 716

Tags: , , , , , , ,

Andrés Romualdo Ibarra, pescador de Los Roques, y María Inés Pomareda, dueña de un restaurante en Las Adjuntas, ganaron el primer y el tercer puesto, respectivamente, en la categoría Comercio del “Premio Citibank para Microempresarios 2008”. Además de ser emprendedores, Ibarra y Pomareda tienen en común que son clientes de Banca Comunitaria Banesco (BCB). En total, 7 microempresarios atendidos por BCB recibieron menciones en el citado galardón.

 

 

Andrés Romualdo Ibarra es pescador de Los Roques y es atendido por la Agencia Comunitaria ubicada en el Archipiélago. El jurado le concedió el primer lugar en la categoría Comercio. Ibarra recibió la suma de Bs.F. 8.000 más otros Bs.F. 4.000 para material POP.

 

Por su parte, María Inés Pomareda ganó el tercer puesto en la misma categoría. Ella tiene un pequeño restaurant en Las Adjuntas y es cliente de la Agencia Comunitaria Antímano. Junto al reconocimiento, recibió Bs.F. 5.000.

 

Ambos microempresarios fueron invitados a un curso que dicta ACCION Internacional sobre Ahorro e Inversión.

 

 

Los otros 5 microempresarios de Banca Comunitaria Banesco que resultaron finalistas en el premio fueron: Martha Ramos (comerciante y fotógrafa, Agencia Comunitaria San Martín); Alejandro Ramírez (propietario de un cibercafé, Agencia Comunitaria Petare); Yelismar Álvarez (tiene una venta de frutas y dulces, Agencia Comunitaria Catia); Ana Rosa Rangel (puesto de perros calientes, Agencia Comunitaria Catia) y José Antonio Sandoval (tiene un negocio de empanadas y almuerzos ejecutivos, Agencia Comunitaria La Isabelica).

 

 

En Venezuela, “Premio Citibank para Microempresarios” se realiza desde el año 2005 y es una iniciativa de la Fundación Citigroup, a través de Citibank Venezuela, con la colaboración de ACCION Internacional y del Grupo Social CESAP. El objetivo es contribuir a aumentar el conocimiento sobre el importante papel que los microempresarios juegan en sus economías locales y la relevancia de las microfinanzas como una herramienta para aliviar la pobreza.

 

¿Quiénes son los ganadores?

Andrés Ibarra tiene 22 años viviendo en Los Roques, pero desde que tenía diez años practica la pesca artesanal. Cuando llegó al Archipiélago se convirtió en pupilo de un pescador reconocido por la comunidad de Los Roques, llamado Enemencio Mata, de quien aprendió el valor del trabajo y el esfuerzo. Ibarra logró comprarse, por medio de un crédito, su primera lancha cinco años después de mudarse a Los Roques y se independizó. Luego de varios años de esfuerzo adquirió una lancha de fibra de vidrio convencido de que así podía incrementar sus ventas. En lo personal, ya tiene su propia casa en la que ha levantado a su familia. Andrés, quien por su trabajo al frente de una miniteca propia es conocido como Guapechía, es cliente de Banca Comunitaria Banesco, lo que le ha permitido consolidar su sueño de tener la lancha que desea, la cual además de ser más grande, tiene un “vivero” en donde almacena los pescados. A la fecha, Ibarra no sólo se ha consolidado como ejemplo de superación y emprendimiento para la comunidad, sino que también ha generado fuentes de empleo. Pues ha contratado a dos marineros de pesca, a los que apoya y motiva para que se superen y logren independizarse.

 

 

María Inés Pomareda reside en el Sector Santa Cruz de Las Adjuntas, Parroquia Macario. Su espíritu emprendedor se hizo evidente desde la adolescencia, cuando tenía el sueño de establecer su propio restaurante. Aparcó su meta cuando se casó y formó una familia, pero la muerte de su esposo en un accidente y ya con un niño en camino, la llevó a establecer una mini-lunchería en la cual ofrecía fundamentalmente desayunos y refrescos. Gracias al crecimiento que tuvo, decidió formalizar el negocio, así logró organizarse y dar beneficios a sus empleados, tales como pago de prestaciones, utilidades, vacaciones y bonos anuales por buen rendimiento. Desde 2007 es cliente de Banca Comunitaria. El principal proyecto a mediano plazo de Pomareda es convertirse en propietaria del local en el que se encuentra alquilada. Para  ello solicitará un tercer crédito a Banca Comunitaria. Los logros alcanzados hacen de ella una microempresaria integral, con alto sentido social, ético y gerencial. Su pequeño hijo ahora tiene la edad de su negocio, 8 años, y a pesar de los duros momentos afrontados, María Inés se siente satisfecha por lo que le ha tocado vivir, pues sólo así ha podido embarcarse con determinación a alcanzar sus sueños.

 

 

Los comentarios estan Cerrados.