Las petroleras miran hacia el Mar Caspio por José Suárez Núñez

Publicado : 6 Noviembre, 2015

Categoria : Petróleo

Visitas: 981

José Suárez Núñez @Petrofinanzas

No es la primera vez que los precios de los crudos han descendido tanto. A partir de 1982 y en 1984, el precios del árabe liviano se comercializó entre 10 y 12 dólares y hubo crudos venezolanos que se tranzaron en menos de 10 dólares el barril. Ya habían pasado los embargos petroleros de 1973 y 1978, y los precios habían saltado de menos de 2 dólares, hasta ubicarse en 34 dolares el barril del “arabian light”, que era el crudo marcador de la Opep.

Comenzaban a levantarse los grandes yacimientos del Mar del Norte, “costa afuera” y surgió el Brent, que es el crudo que más se identifica para las transacciones petroleras ahora, pero allí hay otros crudos muy livianos.

Los yacimientos del Mar del Norte enriquecieron de nuevo a Gran Bretaña y Noruega. Los ingleses no guardaron esa riqueza, pero los noruegos, de fabricantes de barcos, empezaron a construir taladros de perforación y ahora tienen el fondo privado más grande del planeta, por encima de Arabia Saudita.

Aunque los países productores de la Opep poseen las mayores reservas petroleras de petróleo y gas, los países No Opep siempre han producido más petróleo, porque en el fondo, es una estrategia para que bajen los precios. Además el petróleo más caro está en el mar, y lo producen las empresas privadas en el golfo de México, el mar del Norte, Canadá, Rusia, México, Alaska y más reciente en Brasil, a 10.000 metros de profundidad, en lo que se identifica como “presal”.

Las recientes nuevas tecnologías del “fracking”, perforación horizontal, “refracking” y otras novedades tecnológicas en desarrollo, pusieron a Estados Unidos, que desde 1970 había caído su producción y sus campos comenzaban a extinguirse, pero la situación varió desde el 2010 y se convirtió entre los tres grandes productores del planeta, al comenzar la explotación del esquisto (que significó llegar directamente a perforar la roca madre y sacarle los mayores volúmenes de producción).

Arabia Saudita no detuvo la producción en noviembre de 2014 para derribar los precios, y arruinar los pozos de esquisto de EEUU que eran más costosos. Pero los crudos de esquisto habían sacudido el mercado, y penetrado en el mercado de los productores árabes. Los sauditas, en base a sus grandes reservas y los bajos costos de producción, derribaron los precios de 115 dólares a 50 dólares.Pero ya se alertó la industria petrolera de EEUU y seguirá siendo de ese club exclusivo de los tres grandes (Rusia, Arabia Saudita y EEUU).

Aunque los americanos producen el petróleo más caro, ahora han bajado sus costos de crudos de esquisto alrededor de 40 por ciento, y cuando los precios se recuperen volverán a entrar en la competencia del mercado mundial.

Pero en áreas de Asia suboccidental, más allá del Medio Oriente profundo, hay una región petrolera tan poderosa en petróleo que en un futuro cercano entrará en la batalla del mercado, no solamente como empresas estatales, sino asociados con empresas internacionales y todo esto comenzará a debatirse después del 2030, cuando las leyes ambientales tengan predominio sobre el mercado para proteger la calidad de vida en la tierra. Los proyectos a largo plazo ya iniciados estarán activos.Esa región es el mar Caspio, una zona que fue cuna de Zoroastro y millones de seguidores de la religión zoroástrica, cuyo rito más importante era el culto al fuego.

Los seguidores de Zoroastro construían sus templos alrededor de pilares de fuego que se alimentaban, curiosamente, del gas que existía en el subsuelo de estos templos. Eso está geográficamente ubicado en lo que es hoy Azerbaiján, y el descubridor de la región y sus hábitos, fue Marco Polo en sus viajes a China.Esa área estuvo olvidada y a principios del siglo 20, tres poderosas familias los Rockefeller, Rothschild y Nobel, penetraron en las cortes del Zar ruso y obtuvieron importantes concesiones petroleras, que estarían vigentes hasta 1917, y al llegar la revolución rusa fueron parcialmente revocadas. Pero la riqueza petrolera no está solo en Azerbaiyán, sino en los cinco países ribereños del mar Caspio, como Kazajstan, Turkmenistan, Irán y Rusia.

La caída del muro de Berlin en 1989, la desmembración de la URSS 1990 y la guerra del Golfo 1991, liberaron las reservas petroleras del Mar Caspio de la influencia hegemónica de Moscú y en menor medida de Irán y ahora hay una intensa actividad de empresas petroleras internacionales.

El mar Caspio considerado como la extensión de aguas “interiores o cerradas” mayor del mundo con 371.000 kilómetros cuadrados. Aun no hay un concepto general para considerarlo mar o lago. Su fuerza en el pasado era la pesca del salmón y el esturión, pero sus reservas petroleras según estimaciones occidentales es de 200.000 millones de barriles. Siempre es una “ventana” por la inestabilidad continua del Medio Oriente, de convertirse en una nueva fuente de abastecimiento petrolero, especialmente para los países occidentales de Europa y Estados Unidos.

En el área a través de un consorcio internacional, Amoco posee 17%, Unocal 10%, Exxon 8%, Pennzoil 4,8%. Empresas de Gran Bretaña tienen 19%, Azerbaiyán 10%, Lukoil de Rusia 10%, Noruega 8,6%, Japón 3,9%, Turquía 6% y Arabia Saudita 1,7%.

No será de inmediato pero será una realidad en el mediano plazo. Cada día que pasa la región del Medio Oriente es más explosiva e insegura, y ahora existen varios frentes de guerra en Siria, Líbano, Irak, Yemen, la franja de Gaza y Libia.

Los comentarios estan Cerrados.