Venezolanos dan jonrones a ritmo de récord

Por Ignacio Serrano

(@IGNACIOSERRANO)

Alexi Amarista no es un jonronero. Ni siquiera tiene la estampa de los toleteros forzudos. Le disputa a José Altuve el “privilegio” de ser el pelotero venezolano más bajito en las Grandes Ligas hoy, con 1,68 metros de estatura. En su carrera de 7 temporadas ha disparado 19 cuadrangulares.

Pero Amarista se impuso a las apuestas en contra para devolver un pitcheo del as Zack Greinke y depositarlo en las gradas de Chase Field, en Arizona. Había salido a batear como emergente por Colorado y aún no tenía cuadrangulares en 2017.

Ese fue el quinto vuelacercas de los venezolanos en la jornada del sábado 29 de abril. Horas antes, la habían botado Altuve, Víctor Martínez, Miguel Montero y Rougned Odor. Pero no es una nueva marca. Ya otras veces este año los criollos se han combinado para botar cinco o más pelotas del parque en una misma fecha.

Han chocado la bola con tanta frecuencia, de hecho, que eso sí es un récord.

La embajada nacional en las Mayores llegó al último día del mes inicial del actual campeonato con la bicoca de 94 bambinazos en total. Y al caer la noche, ya eran 97. Es una cifra insólita, que no se corresponde con los registros anteriores.

baseball-1091211_640

José Montilla, webmaster de ese estupendo sitio de estadísticas llamado pelotabinaria.com.ve, tiene el dato preciso. En su página recoge los numeritos completos del beisbol profesional venezolano, y con frecuencia explora sus logros en la MLB. La conclusión es feliz: jamás habíamos visto tantos jonrones conectados por nuestros compatriotas en abril.

La diferencia es abrumadora. En 2016 se combinaron para sumar 60. El tope databa de 2013, cuando alcanzaron 66. ¿Se dieron cuenta? Estamos hablando de sólo dos terceras partes del acumulado ahora.

Salvador Pérez encabeza la cosecha, con 6. Le siguen Avisail García, Marwin González y Eugenio Suárez, con 5. Odor, Ender Inciarte, César Hernández y Robinson Chirinos aportan 4 cada uno.

Es realmente notable, porque 39 criollos diferentes han dado al menos un cuadrangular.

Hay antecedentes que entusiasman. La representación del patio tuvo 10 integrantes con 20 o más vuelacercas en 2016, y 19 en total botaron de parque por lo menos 10. Ambas cantidades eran inéditas y retratan el mejor momento jamás vivido por los maderos nativos en las Grandes Ligas, hablando en términos de poder puro.

Aquello se va a quedar corto, a este paso. Así que pongámonos los cinturones y preparémonos para el movido viaje que anuncia este abril histórico, con su flamante récord para comenzar.

WWW.ELEMERGENTE.COM

 

 

Los comentarios estan Cerrados.