Responsabilidad Social Empresarial y paternidad responsable

Publicado : 13 Marzo, 2018

Categoria : De interés, RRHH

Visitas: 514

Tags: , , , ,

Uno de los mayores obstáculos para la inserción y estabilidad laboral de las mujeres es la necesidad de asumir el cuidado del hogar y los hijos. A la hora de quedarse en casa cuando no hay quien cuide a los pequeños, las mujeres se ven más afectadas.

Frente a los grandes objetivos globales de igualdad de género, vale la pena analizar los temas en los que la RSE puede ofrecer importantes aportes en favor de la equidad, más allá de las indispensables políticas de empleo femenino, promoción y representación en cargos y directivas.

Ofrecer a los colaboradores horarios más flexibles o pautas de trabajo a distancia no es todo lo que se puede hacer. El apoyo para padres en las empresas es un asunto que exige especial atención.

De acuerdo con el estudio Empleo y Mujeres de la Corporación Financiera Internacional, gran parte del soporte emocional y cognitivo que necesitan los niños para su acceso a la educación formal que sentará las bases de su futuro depende del cuidado en casa. Esto representa un tema fundamental de desarrollo en los países.

El apoyo para padres en las empresas es un aporte de inmenso valor para los empleados cuando ofrece alternativas de conciliación del tiempo trabajo-familia, pero también cuando los impulsa a continuar con su crecimiento en el ámbito laboral y a conseguir mayores oportunidades.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la participación de las mujeres en el ámbito laboral es 30% menor a la de los hombres. Este asunto cobra dimensiones relevantes cuando entendemos que el apoyo para padres en las empresas puede mejorar las cifras de empleo femenino y aumentar el tiempo de dedicación de las mujeres a su trabajo.

En países como Brasil, Japón o Estados Unidos, muchas empresas han asumido políticas de paternidad como guarderías en el trabajo o alianzas con guarderías privadas y también incentivos para motivar a los hombres a ser más activos en su papel como padres, reivindicar y reconocer su rol (licencia por paternidad, horarios más flexibles, cursos).

Estas políticas benefician a empresas y empleados. Un banco japonés logró que el 90% de sus colaboradoras continuaran trabajando en la empresa, gracias a licencias de paternidad. En Brasil, una empresa de alimentos reportó que el apoyo para padres ayudó a disminuir las cifras de ausentismo laboral y aumentó las de productividad. Por si fuera poco, los informes de salud y seguridad también demuestran que el apoyo para padres en las empresas impulsa una mejor calidad de vida y bienestar. Las empresas con políticas de paternidad han logrado disminuir la rotación de talento y aumentar el número de mujeres con cargos directivos.

Los resultados de esta investigación muestran que el apoyo para padres en las empresas fomenta un liderazgo corporativo que impulsa financieramente a las marcas.

Finalmente, no podemos obviar los beneficios de este tipo de políticas en cuanto a imagen de marca porque tienen un gran potencial de comunicación y generación de preferencia y lealtad en los consumidores… y consumidoras.

Los comentarios estan Cerrados.