Efemérides y frases del beisbol: 26 de mayo

Publicado : 26 Mayo, 2014

Categoria : Sin categoría

Visitas: 3007

Por Mari Montes (@MMontes_beisbol)

 

En 1900, en West Side Park, los Huérfanos de Chicago derrotaron a los Brooklyn Superbas 1-0 en sólo 95 minutos. Nixey Callahan fue el pitcher ganador y Frank Kitson el perdedor.

 

En 1916, en Boston, el jardinero de los Gigantes Benny Kauff fue puesto out en primera base tres veces por Lefty Tyler. El descuido de Kauff no hizo daño al equipo pues Nueva York consiguió su décima cuarta victoria consecutiva al vencer a los Bravos 12-1.

En 1925, en Chicago, Ty Cobb se convirtió en el primer pelotero con  1.000  extrabases.  Conectó doble en la victoria de Detroit 8-1 sobre los Medias Blancas. El “Melocotón de Georgia” había superado el récord de 993 de Honus Wagner a principios de la temporada. Terminó su carrera de 24 años en las Grandes Ligas con 1.139.

 

En 1929, Pat Crawford de los Gigantes y Lies Bell, de los Bravos, conectaron sendos Grand Slam bateando como emergentes. Nueva York le ganó a Boston en el Polo Grounds 15-8.

 

En 1930, el tercera base de los Indios de Cleveland,  Joe Sewell, fue ponchado por el zurdo Pat Caraway de los Medias Blancas de Chicago. Fue la última vez que fue ponchado en la temporada. Sewell sólo tuvo tres ponches en 353 turnos al bate.

 

En 1946, Mel Ott se retiró del beisbol y anunció su decisión de ser solo el manager de los Gigantes de Nueva York. El poderoso bateador apenas tenía promedio de .048, producto de 2 outs en 48 turnos.

 

En 1953, seis años después del debut de Jackie Robinson, los Cardenales firmaron a Len Tucker, el primer pelotero afroamericano que jugó para la organización de San Luis. Tenía 23 años de edad y firmó por $ 3.000. Era estudiante de Fresno State College y jugó muy buen beisbol en ligas menores, pero el veloz jardinero nunca consiguió el ascenso al equipo grande.

 

En 1956, el extraordinario bateador Al Simmons murió  en Milwaukee a la edad de 54 años. El ex Atlético de Filadelfia fue una súper estrella de su tiempo. Bateó .334 con 307 jonrones y 1.827 carreras impulsadas en 20 temporadas. Fue elevado al Salón de la Fama en 1953.

 

En 1959, Bill Veeck ejecutó otro de sus insólitos trucos promocionales. Llevó de nuevo a Eddie Gaedel a un campo de las Grandes Ligas junto con otros tres enanos. Llegaron en helicóptero y vestidos como marcianos. El cuarteto de hombres pequeñitos dio la mano a Nellie Fox y a Luis Aparicio alrededor de la segunda base en el Comiskey Park y les entregaron unas pistolas de luces. El anunciador informó a los aficionados que los extraterrestres estaban en el terreno para ayudar al campo corto y al camarero en su lucha contra terrícolas gigantes.

Recordamos que Eddie Geadel era un bufón en Chicago, un enano de circo que contrató Veeck en una de sus excentricidades. El 19 de agosto de 1951, cuando Bill Veeck era el propietario de los Carmelitas de San Luis, tomó un turno al bate como emergente y recibió una base por bolas, ante la imposibilidad del lanzador de pasar la pelota por la zona de strike. Trascendió a la historia como una anécdota “divertida”, aunque su vida fue muy triste.

 

En 1959, el lanzador de los Piratas, Harvey Haddix, lanzó 12 innings perfectos, pero perdió 1-0 ante los Bravos en el inning 13, por un error de Don Hoak, un sacrificio, una base por bolas y un doble de Joe Adcock.

 

En 1962, el lanzador de los Dodgers, Sandy Koufax ponchó a 16 bateadores de los Filis de Filadelfia, para guiar la victoria de su equipo 6-3.

Ese mismo día, Al Kaline de los Tigres de Detroit se fracturó la clavícula al hacer una atrapada espectacular en el jardín derecho. Kaline ayudó a preservar la victoria 2 – 1 sobre los Yanquis de Nueva York , pero él estuvo dos meses lesionado.

En 1964, con sólo 2.503 aficionados presentes en el Wrigley Field, los Mets derrotaron a los Cachorros 19-1. El primera base de Nueva York, Dick Smith, de 25 años de edad, se convirtió en el primer jugador en la historia de la franquicia con cinco hits en un juego.

 

En 1969, Hank Aaron de los Bravos de Atlanta conectó el doble número 500 de su carrera. Aaron fue el tercer jugador de Grandes Ligas con 500 dobles y 500 jonrones.

 

En 1970, nació en Caracas el lanzador Jesús Hernández. Jugó con Leones, Tiburones y Tigres. Con el Caracas trabajó como coach.

 

En 1972, debutó en las Grandes Ligas, Dámaso Blanco, con los Gigantes de San Francisco.

 

En 1976, Jerry Remy conectó un rolling lento en el noveno inning con dos outs, para arruinarle el no hitter a Ken Brett el estadio de Anaheim , Ken Brett de los Medias Blancas. El tercera base Jorge Orta no le llegó a la pelota y el anotador decidió que era hit, aunque muchos piensan que debió ser un error . Brett ganó 1-0 en 11 entradas.

 

En 1993, Carlos “Café” Martínez, conectó un largo batazo que abandonó el parque después de impactar en la cabeza del jardinero de Texas José Canseco. El inusual jonrón ayudó a los Indios a derrotar a los Rangers 7-6.

 

En 1996, Bobby Chouinard se convirtió en el primer pelotero de Filipinas que jugó en las Grandes Ligas. El pitcher de los Atléticos lanzó 5 innings con 8 hits y 5 carreras limpias en la derrota 6-1 ante los Orioles en Camden Yards.

 

En 1997, Frank Thomas, Harold Baines y Robin Ventura batearon jonrones consecutivos en la octava entrada. Los Medias Blancas  derrotaron 12-1 a Milwaukee. Chad Kreuter agregó otro un bateador más tarde, así que Chicago se convirtió en el décimo sexto equipo con 4 cuadrangulares en un inning.

 

En 2005 , Alfonso “Chico” Carrasquel, uno de los peloteros más estelares y queridos por la afición de Venezuela y Chicago, falleció en Caracas, Venezuela, a los 77 años. “Chico” fue el primer jugador hispano que participó en el Juego de las Estrellas de Grandes Ligas en 1951.

 

En 2009, los Reales de Kansas City vencieron a los Tigres  6-1. Zach Greinke dejó su récord en 8-1, con efectividad de .084. Ningún lanzador tuvo un promedio de carreras limpias por debajo de 1.00 después de 10 aperturas, desde que lo hizo Juan Marichal en 1966.

 

Frases:

“El beisbol es un juego divertido. Es mejor que trabajar para ganarse la vida”. Phil Linz.

“Ese es el verdadero heraldo de la primavera, no los azafranes o las golondrinas, es el sonido de un bate contra la bola”. Bill Veeck.

“La temporada comienza muy temprano, termina muy tarde y hay demasiados juegos en el medio”.  Bill Veeck.

“La gran cosa sobre el béisbol es que hay una crisis cada día”. Gabe Paul.

“Mi plan contra Hank Aaron siempre era retirar a la gente que bateaba delante de él. Yo sabía que él iba a dar hit”. Sandy Koufax.

“Contra Koufax un foul era una victoria moral”. Don Sutton.

“El progreso siempre implica riesgos. No se puede robar la segunda base y mantener el pie en primera”. Frederick B. Wilcox.

“Si te vas a ponchar que sea haciéndole swing”. Alfonso Carrasquel.

 

 

 

 

Los comentarios estan Cerrados.