La energía eólica es la reina en Uruguay

Publicado : 20 Diciembre, 2019

Categoria : De interés, Medio Ambiente

Visitas: 362

Tags: , ,

Por: Sarai Coscojuela | @ecoaliados21

Conocemos de grandes avances en Europa sobre las energías renovables, especialmente la solar y la eólica, sin embargo en América Latina también se están dando grandes avances en la materia y un buen ejemplo de esto es Uruguay.

Actualmente este país de América del sur se mantiene casi en su totalidad por energía renovable. Desde el año 2010 empezó su transformación, que viene en gran parte por el viento.

Aunque mantiene electricidad del sol, agua y residuos agroindustriales, el viento es el rey en el país, pues tiene actualmente 700 aerogeneradores y que producen casi el 40% de la electricidad, una cifra que solo es superada, en el mundo, por Dinamarca. 

Incluso cuando el viento es muy fuerte puede llegar a cubrir toda la demanda energética. Anteriormente su modelo de energía dependía de las represas del país, pero también de fósiles y de la importación de electricidad de Argentina y Brasil.

Sin embargo decidieron hacer un cambio de mirada porque este modelo disparó el precio de la producción de energía y era insostenible por la volatilidad de los precios del petróleo.

Es por eso que todos los partidos políticos de Uruguay se pusieron de acuerdo, durante el primer mandato de Tabaré Vásquez, e hicieron de la energía una política de Estado.

Lograron llegar a un consenso y aprobar un modelo energético para el presente y futuro con el objetivo de alcanzar la soberanía eléctrica y apostar por la diversidad de energías renovables. 

Actualmente las centrales térmica apenas necesitan prenderse, pero están de respaldo para cuando los recursos naturales no son suficientes. El 50% de la energía se sigue generando de las represas que hay en el país. 

Pero ahora cuentan con un 38% de energía eólica, un 3% de solar y un 7% de biomasa. Solo un 2% de la electricidad es térmica y así se ha logrado que la producción de energía sea mucho más barata y además, limpia.

Incluso Uruguay dejó de importar electricidad y ahora es un exportador. Lograron una inversión de 3 mil millones de euros e incluso la empresa eléctrica pública, UTE, es también propietaria de parques eólicos. 

Ahora hay parques eólicos que cotizan en la bolsa de valores y se fomentó, con beneficios fiscales, que las industrias instalaran sus propios molinos de viento para abastecerse con la posibilidad de vender el exceso de electricidad.

Los comentarios estan Cerrados.